Variedades

Vuelve el cine nica


— RAFAEL LARA —

Las realizadoras nicaragüenses María José Alvarez y Martha;
Clarissa Hernández son dos mujeres empeńadas de que el cine;
nica continúe respirando.;


Con ese ímpetu decidieron explorar el campo de los sueńos en;
el cine. Uno de los aspectos difíciles de plasmar en celuloide;
por el carácter simbólico del mismo, pues si la autoría desea;
que el público capte el mensaje debe trasladar su intimismo a;
una forma representativa universal.;


Otros nicas han rozado levemente el campo de los sueńos, pero;
ninguno con la profundidad con que estas osadas cineastas lo;
incursionaron en el cine netamente nicaragüense con su;
cortometraje "Blanco Organdí".;


VIAJANDO POR EL YO INTERIOR;


La historia tiene de fondo un viaje por el mundo interior,;
donde el alma se traslada a sus memorias marcadas por la;
pérdida de la inocencia ante los sucesos que rodean al ser: el;
sufrimiento, la muerte, las pasiones, la incertidumbre de la;
duda y las culpas, en recapitulación de la vida en busca de;
reencontrarse a sí misma.;


Experiencias sobrecogedoras que María José Alvarez plasmó en;
un guión con páginas muy personales, basadas en un sueńo;
propio en el cual ella se miró en un vestido blanco manchado.;


Esta fue la raíz para "Blanco Organdí" desarrollada con;
imágenes representativas de fragmentos de la vida. Con;
locaciones en Granada y las ruinas de la Catedral de Managua,;
la cámara sigue a una nińa (Rebeca Schmith) vestida de Blanco;
Organdí (una tela con hebras que pican en la piel, hoy de poco;
uso) como una representatividad de la inocencia que es;
observada por una mujer, protagonizada por Alenka Díaz, en;
traje negro quien se mueve teniendo de fondo sonoro los;
graznidos de un cuervo, significante de presagio y paralelo;
simbólico de la futura experiencia.;


Un ramo de flores cambia de manos de la mujer de negro hacia;
la nińa a quien deja en desconcierto al legarle una visión;
viva y estremecedora del entorno, frente al cual la pequeńa es;
únicamente testigo en pasajes donde el tiempo real desaparece.;


EXCELENTE TRABAJO NICA;


Recordando que no hay sueńos multicolor este cortometraje fue;
filmado en blanco y negro con tonalidades suaves, pero que;
realzan las características principales de los personajes.;


La imagen y el sonido son limpios y la música, compuesta por;
Pablo Buitrago, nos da acordes misteriosos con una excelente;
orquestación.;


La dirección de "Blanco Organdí" estuvo a cargo de María José;
y Martha Clarissa. Su experiencia la formaron desde los;
tiempos del desaparecido Instituto Nicaragüense de Cine;
(INCINE) como asistentes de dirección, para luego llevar su;
experiencia a trabajos institucionales en video y comerciales;
de TV, pero su verdadera capacidad la han trasladado a;
excelentes trabajos como "No Todos los Sueńos Han Sido;
Sońados" sobre las nińas de la calle, "Lady Marshall" que;
trata de un grupo de mujeres pescadoras en la Costa Atlántica;
y "Lágrimas en Mis Sueńos" que aborda el embarazo precoz,;
cintas que han tenido un amplio reconocimiento en muestras de;
cine y festivales internacionales.;


APOYO PARA EL CINE NACIONAL;


Realizar buen cine en Nicaragua es una odisea, sin embargo la;
buena estrella de María José y Martha Clarissa, después de;
algunos problemas de financiamiento, lograron realizar "Blanco;
Organdí" con aproximadamente $ 30 mil dólares gracias al apoyo;
de instituciones no gubernamentales como el NORAD e HIVOS, así;
como otras instituciones del exterior y casas comerciales;
nacionales.;


También Diversiones Unidas S.A. (DIUSA). cuya gerencia;
general, dirigida por Blanca Chamorro, cedió la exhibición del;
cortometraje en los Cinemas Inter a partir de mańana miércoles;
en premier y luego entre las tandas del estreno de "Ojos Bien;
Cerrados", la famosa película dirigida por Stanley Kubrick que;
se presentará en esta semana.;


Este par de mujeres emprendedoras actualmente buscan;
financiamiento para su próximo proyecto fílmico que las;
llevará a tratar de los problemas de los nicas indocumentados;
en Costa Rica.