Variedades

Caballero a caballo en el Gary Nader


— Porfirio García Romano —

El Gary Nader Fine Art, Coral Gables en Miami Florida está presentando en estos meses la segunda exposición individual del pintor nicaragüense Alfredo Caballero hijo (La Habana, Cuba 1958). La primera la realizó en 1994, hace sólo cinco ańos en el Museo de Arte Contemporáneo Julio Cortázar de Managua, Nicaragua.;


Sus exposiciones colectivas han sido más de seis en los Estados Unidos, cuatro de ellas realizadas en galerías de arte de Nueva York y dos en Wisconsin. Entre ellas destaca el Set Design y música para ŤConjurosť, Coreografía de Eva Gasteazoro fundada y presentada por el Whitney Museum of American Art de New York.;


Otra de sus importantes participaciones fue en ŤTierra de tempestadesť, una exposición intinerante por seis galerías de Gran Bretańa de autores centroamericanos llevada a cabo de 1994 a 1996, organizada por el Harris Museum & Art Gallery, Preston, Lancashire, United Kingdon. En Nicaragua, donde vive y reside, ha expuesto sus obras en el Teatro Nacional Rubén Darío, Museo de Arte Contemporáneo Julio Cortázar y Epikentro Gallery.;


LA CEGUA Y LADY GODIVA;


Alfredo Caballero, pintor y escultor, es un artista de gran fuerza expresiva dedicado, según Carol Damián, de la Florida Internacional University, a darnos la visión de una realidad vulnerable. Su trabajo es figurativista o causi-figurativo. Más todo él está dedicado a enseńarnos extrańas criaturas, entre las que destacan estrambóticas mujeres en fantásticas trasmutaciones y grotescas y síquicas combinaciones.;


Una obra que temiza la horrenda realidad centroamericana, la incidencia y producto del extrańo laboratorio de muertes, guerras, torturas y dictaduras de nuestra historia reciente, enseńada en el cuerpo y cara de la Cegua, la Infanta Margarita y Lady Godiva.;


LA PARAFERNALIA DE LOS GROTESCO;


Esfinges, centauros, cristos, marionetas, animales muertos, autoretratos con cabeza de chivo, principalmente desnudos: mujeres en poses estrafalarias que combinan la elegancia y sugerencia de las odaliscas con la morbosa atracción de los deformes personajes de los fenómenos contorsionistas de los circos y antros de adefesios.;


Con estudios superiores de arte, Alfredo Cabellero tiene mucha obra citacional. Su obra se apropia principalmente de las particulares cualidades de los clásicos femeninos en cuanto a sus contenidos: venus, odaliscas, figuras bíblicas como la Sangrienta Judith, o las eternas divas con sus correspondientes poses. Sin embargo, sus asociaciones sólo existen en pro de la construcción surrealista y su forma de expresión en la reedición y continuidad de un vigente expresionismo.;


MODELOS DE LA PERTURBACION;


Sus modelos están perturbados emocionalmente, evidenciándose en sus personajes la recurrencia a los extrańos personajes que en su vida artística introdujeran Diego de Silva y Velázquez con su parafernalia de enanos y bufones o Francisco de Goya y Lucientes con sus brujas, monstruos o demonios en la escenografía de mutilados y destrozados por los horrores de la eterna guerra humana.;


Lo que para algunos puede ser meramente la expresión individual de un artista, en Alfredo Caballero transciende a la creación de un mundo particular, lleno de estrafalarios rituales de raros e irrisorios personajes fachosos, productos de un sistema, (el nuestro) como así los pinta Caballero, que los deforma, mutila, contorsiona y distorsiona.;


Caballero a caballo con su particular pintura, Alfredo Caballero realiza un arte como medio de conocimiento de nuestro ser contemporáneo, que transciende la mera expresión individual del artista y retrata los procesos y productos de una sociedad que no termina de separarse de inhumanos rituales.;