Variedades

Kulú en Ciudad Rama


— Franz Galich —

Dentro del trabajo que realiza la Asociación de Promotores de la Cultura APC, el grupo Teatro Tohil de Nicaragua, viajó este viernes 27 de los corrientes a Ciudad Rama, lugar donde presentó ŤEl sueńo de Kulúť.;


Interesantísimo el viaje y el trabajo, por ende la labor de la APC.;


Para los que desconocen esta labor, debe decirse que es la única organización en su género que realiza tan meritoria labor: llevar la diversión artística por todos los rincones del país. Pero no se piense que sólo teatro. Se presentan, además, recitales de poesía y cuento, danza contemporánea y folklórica, música, artes plásticas y cine.;


Dicho proyecto es apoyado financieramente por HIVOS, una fundación holandesa que se dedica únicamente a apoyar las iniciativas artísticas modernas y contemporáneas.;


Este ańo, 1999, es el segundo de estarse realizando, lo que quiere decir que, poco a poco, se irá perfeccionando y ampliando.;


Es pues, dentro de este marco referencial, que el grupo Teatro Tohil de Nicaragua partió la noche del jueves, a las 10 P.M. rumbo hacia Ciudad Rama.;


Demás está referir las vicisitudes del viaje: nada más ni nada menos que Ąocho horas! viajando, de noche, en un autobús que se desplaza con toda la velocidad que permite una carretera que tiene más hoyos que la luna. Y eso que, dicen, que ahora está buena. ;


ĄCómo será cuando está mala!;


Hay tramos en los que la visibilidad es casi nula, y de no ser por la habilidad del conductor, creo que allí amanecería esperando que se disipara la misma.;


Pero por fin llegamos, a las seis de la mańana. Hora en la que por supuesto nadie nos esperaba. Pero una vez logrado establecer las direcciones todo empezó a caminar sobre rieles.;


Una pequeńa confusión hizo que nos tuviéramos que multiplicar en esfuerzos, sin embargo, valió la pena. Nuestros amigos Joaquín Pérez Soza, segundo de abordo de la Casa de Cultura de Ciudad Rama, se puso las pilas, junto con su esposa, brindándonos toda clase de comodidades: bańo refrescante y reanimador, desayuno suculento y contactos.;


Muy a las diez de la mańana (a todo esto no habíamos dormido, pues el conductor no apagó ni un minuto el toca cintas, sin duda para acompańar tan demoledor viaje, y la gran pitoreta que la manejaba al menor descuido, pues, aunque suene paradójico, este estridente instrumento es una especie de garantía y seguridad en la carretera. En curva o cuando en la neblina se adivinaban los faroles de otro auto o el ganado vacuno está atravesando en la carretera, este instrumento es el que puede decidir el futuro), nos encontrábamos con el fin de atraerlos para la función de las 6 de la tarde.;


A las 11 de la mańana un grupo de actores (Chepe, Prentis y Douglas) se dirigieron hacia Radio Dignidad y desde allí realizaron algunos skechs alusivos a la obra, con el fin de invitar a la población en general a una de las dos funciones que realizamos, la de las 4, dirigida especialmente a los nińos y la de las 6, destinada a los jóvenes y adultos. Esto debido a que manejamos dos versiones: para nińos y para público en general.;


A las 2 de la tarde logramos descansar un rato, pues a la tres debíamos estar en el escenario instalando toda la parafernalia propia de una obra de teatro.;


A las cuatro empezó a llegar el público, escaso para nuestras expectativas.;


A las cuatro y treinta dimos inicio a la primera función y para nuestra sorpresa, de quién sabe dónde, salió el público que en número que osciló entre 80 y 100, mantuvieron la sala. Sala que dicho sea de paso es bastante cómoda, en el sentido de su amplitud, tanto en el salón como en el escenario, que tiene sus buenos diez metros de frente por unos seis de fondo.;


Las carcajadas de la gente resonaban en la acústica natural del salón, pero eran los nińos quienes más y mejor gozaban los personajes picarescos de la comedia de Kulú.;


En el intermedio se procedió a realizar la lectura de cuentos que hizo quien firma esta nota.;


En este caso, la situación fue un poco más compleja, dado que los recitales demandan otro tipo de atención y de decodificación.;


La gene se quedó un tanto perpleja diría yo, desconcertada, ante las historias relatadas. Pero ésta es una situación que no es solamente característica de aquella zona. Sucede en casi todas partes.;


Cuando dio inicio la segunda función, sucedió lo mismo: al inicio, la gente no se presentaba, pero al no más iniciar, empezó a salir gente de no sabemos dónde. Lo cierto del caso es que tuvimos entre cien y 120 espectadores, donde lo que predominó fue un público joven e infantil.;


Al finalizar nos dimos cuenta de que los nińos habían sido quienes más habían aprovechado nuestro trabajo, ya que reían y se metían en el texto de manera espontánea.;


Eso sirvió para que nos sintiéramos satisfechos porque, precisamente, es hacia ellos que dirigimos nuestro trabajo.;


Al marcar el reloj las diez en punto de la noche, con la algarabía de la expectativa del próximo viaje, llegó el chofer del bus, ya descansado de tan brutal viaje y puso en marcha el poderoso motor Caterpillar del bus, al mismo tiempo que activaba la pitoreta anunciando la partida. ;


Atrás, el río imponente, desplazábase perezoso, como nosotros, que ya resentíamos el cansancio, pero satisfechos de haber llevado alegría, solaz y esparcimiento a un sector de los habitantes de Ciudad Rama.;