Variedades

Nuestra América


— Lesbia Espinoza Gutiérrez —

Hola amorosos. Nos dispensan, pero no podemos continuar viajando;
por Somoto, tal como habíamos quedado para ir a la laguna o la ;
poza de Caulatu. Ahí no entran vehículos. Se va a pie, a caballo;
o en burro y Neto no ha podido conseguir bestias para ir todos;
montados. Tenemos si, otro viaje. Nos vamos a la tierra o ;
poblado de los Jińocuabos, o sea Jinotega, cuya voz náhuatl eso;
quiere decir. Jińocuabo, es un árbol de tronco rojizo cuya madera;
no sirve más que para leńa y tanto sus hojas como su cáscara,;
es decir su propio tronco; son medicinales. ;


En 1891, Jinotega se independiza de Matagalpa, pues antes las dos;
pertenecían a un mismo departamento.;


Bien, vamos a una visita de trabajo en las comunidades de sumos ;
que viven en las riberas del Río Bocay. Siempre hemos sabido que;
esta zona Jinotegana es la parte del país menos conocida y;
visitada. Pues se decía, con razón antes, ya no ahora, que el;
Cuá'Bocay era montańoso, selvático, casi impenetrable y sobre;
todo, deshabitado. Por estas zonas, solamente el Proyecto Cuá-;
Bocay de la Comunidad Europea ha venido en auxilio de estos;
pobladores con escuelas y otras ayudas. Linda labor. ;
Vía Matagalpa, hemos llegado hasta Ayapal, por una carretera,;
que a decir verdad a cualquier gobierno decente le daría;
vergüenza por no mejorarlas o pavimentarlas completamente. Sobre;
todo cuando de estas ricas zonas sale gran parte de la producción;
agrícola del país. ;


Aquí vamos!. Bayardo Salmerón, amoroso de país, Patricia Pineda;
y Rommel Rivera Barillas del Proyecto Cuá Bocay, Eddy Molina, de;
la OEA, José Benito Chavarría, Vice Alcalde del Municipio, el;
médico veterinario Carlos Jaen y otros amigos cargados de;
optimismo y mística entusiasta.;


El Río Bocay, nace en el Macizo de Peńas Blancas, frente a un;
lugar llamado Abisinia, mucho antes de llegar a la Dalia, en;
Matagalpa. Al llegar a Ayapal, zarpamos embarcados en dos;
pipantes. Durante todo el trayecto disfrutamos del impresionante;
paisaje. De farallones pétreos o macizos calizos de imponente;
altura , salen espontáneos saltos de agua, que van juntando su;
caudal con uno y otro río hasta desembocar juntos en el Océano;
Atlántico de Nicaragua.;


A partir de Atapal, un río pequeńo, comienza la famosa;
Reserva de Bosawás, situada entre Jinotega y El Atlántico Norte;
(Siuna, Puerto Cabezas, etc (conocida, a partir de los 80 como;
RAAN , (Región del Atlántico Norte). Esta reserva es la de mayor;
extensión de Nicaragua, con 730,000 hectáreas y una de las más;
grandes de América Central.;


Hay amores, pero no crean que en estas entrańas podemos ver como;
quisiéramos, aves multicolores en cantidades que se suponen debe ;
haber en toda reserva o vedado de caza y pesca. ;
Bueno, tenemos que ir de Tunawalán a Wina Central, pero los;
pipantes ya no pueden continuar cargados debido a la sequedad del;
Río . Hay que caminar?. Si, no sabemos cuánto, pero no será menos;
de dos o tres horas. Así que por hoy descansamos un poco y;
nosotros nos seguimos viendo. ¿Les parece? Chao amores, a pesar;
de todo aquí seguimos. Sólo Carlos Martínez Sánchez no nos;
acompańa hoy. No le dio la gana de puro genio. De todas maneras;
gracias a mi hermano. Siempre volamos.