Variedades

Testimonio de agradecimiento


— —

La gratitud es una emoción difícil de expresar y transformarla;
en palabras es como tratar de describir la belleza de los cielos,;
o la serenidad de los océanos.;


Nada parece adecuado, para narrar y transmitir esta inesperada;
y rica experiencia, intensa del sentimiento de todos nosotros y;
de los que tendrán la oportunidad de saber lo hermoso que es;
compartir hoy una vez más esta emoción. Con uno y otros, con;
estos y aquellos.;


Hojeo mi agenda, paseo por mis recuerdos y en lo más recóndito;
de;
mi ser, las imágenes fotográficas se me vienen a mi mente y se;
forma una película real, de drama, de felicidad, de suspenso, de;
miedo, de amor, de valentía, de fe, de ternura, de sentimientos,;
de belleza y calidad humana.;


La belleza de este hermoso paisaje, de esta temporada pintada;
de colores, con los muchos colores de cada uno de nosotros,;
pintando con el pincel que teníamos en mano, unos pintaron al;
sujeto, otros a su alrededor y ellos su mundo, pero el DESPERTAR,;
su despertar lo pintó él, con su fuerza, con sus ansias de VIVIR,;
con nuestra ciencia médica y nuestra FE.;


Salí con una lluvia de llanto que nos humedecía a todos, ansiosa;
por ver el sol, y no lo oscuro de la noche, pero como decía un;
amigo, Piensa: Nunca es más oscuro que cuando va a amanecer y ;
así fue. Esa noche la más larga de mi vida y todas las noches;
y las tardes también era noche, oscuras, negras. Solo pensaba. ;
Pero nada, todo negro y todo lo que miraba a mí alrededor era;
Negro y no Amanecía. No Amanecía.;


20 días después amaneció, me acarició ese hermoso despertar,;
FÉLIX LENIN CERNA BALDOVINOS Nacía.;
Hoy hace un ańo. Mi hijo volvió a nacer. Aun para todos lo que;
creían en DIOS o habíamos de dejar de creer, nos toco, nos;
sacudió y lo resucitó. NACIÓ, en el Hospital Memorial Jackson;
de Miami, Florida, donde menos esperé. Nacía en Estados Unidos;
de Norteamérica, donde LENIN y YO, revolucionarios, tuvimos;
nuestro hijo. Gracias a ti Seńor que nunca nos abandonaste y;
nos hiciste pasar esta prueba, para unirnos en familia, para;
volver a la fe, creer en ti, que le guiaste las manos al Dr.;
RAGHEB. Lo puede tener, le diste VIDA. Le volví a enseńar cada;
paso, cada gesto, balbucear, llorar, lo volví a cargar en mis;
brazos, lo bańé, lo cambié, lo alimenté.;


Omitir nombres o decirlos todos, llenaría hojas a quienes;
compartieron quienes estuvieron viviendo cada segundo con;
nosotros este trance, sus pensamientos, sus emociones y acciones;
que podían milagrosamente transformarlas adecuadamente en;
palabras y contentarnos unos a otros en Nicaragua, en México, en;
Cuba, en Toronto, Canadá, en Escocia, Suiza, Honduras, Panamá,;
El Salvador y otros en Estados Unidos.;


Solamente quiero decirles con esta hermosa y bella palabra;
"Gracias". Muchas gracias por tantos detalles que tuvieron con;
nosotros, A LOS QUE PUEDO NOMBRAR A ESA LARGA LISTA DE MÉDICOS,;
ENFERMERAS, A NUESTROS AMIGOS Y AMIGUITOS DE MIS HIJOS Y OTROS;
NO AMIGOS, SOLO CONOCIDOS. Hermanos, cuńados, abuelos,;
compańeros, revolucionarios y no revolucionarios, hombres de;
prensa, colegas, políticos, hombres y mujeres, en fin PADRES. ;
Con el único sentimiento de vibrar por este trance que pudiera;
ser cualquiera de sus hijos y sentir la vulnerabilidad de;
cualquier visitud de la vida y sentirse impotente, incapaz ante;
ella.;


Hoy mi hijo FELIZ LENIN, goza de su satisfactoria y admirable;
salud, después de haber estado en estado coma y vegetal. Hoy es;
un gran muchacho que estudia, juega y goza de cualquier;
actividad juvenil de su edad, 17 ańos.;


Gracias, Eternamente Gracias a Todos.;


ALBA MARA BALDOVINOS.;