Variedades

El impacto psicológico del ańo escolar aplazado


— Lic. Eudilia Molina C. —

Queridos Lectores:;


Ni los nińos ni los padres se preparan para aplazar un ańo,;
mucho;
menos lo aceptan psicológicamente, por eso crea un impacto;
psicológico, que produce dolor, depresión y desesperanza en;
los;
adultos y éstos desarrollan en los hijos, sentimientos de;
culpa;
precipitantes que se manifiestan en eventos negativos e;
indeseables, en el período que antecede a la depresión, es;
decir,;
un muchacho que rindió académicamente el primer semestre con;
un;
porcentaje mínimo, el segundo semestre será mantenido con;
mayor;
dificultad, donde algunos logran alcanzar la meta final;
aunque,;
con la salvedad que pasarán el ańo con las "completas" como;
dicen;
los estudiantes "pasar de arrastra", y otros se quedarán;
sufriendo el síndrome de la deseperanza, sintiéndose;
observados;
y seńalados con el dedo, por los profesores, compańeros de;
clase;
y lo más difícil de soportar, es lo que les dirán en la casa,;
su;
papá, su mamá, etc., esta situación tensional es degradante;
para;
nińos y jóvenes debido a la presión que son sometidos por;
padres;
y profesores y desarrollan sentimientos negativos encontrados;
y;
desencadenantes de hostilidad y falta de interés al estudio y;
a;
todo lo que les rodea, manifestando estos síntomas es mala;
conducta, malacrianza y yoquepierdismo, es decir;
desinteresados;
y pasivos que en psicología se le conoce como el síndrome de;
"DESESPERANZA APRENDIDA" ocasionado y/o desarrollado por los;
estímulos desagradables que no pueden predecir ni controlar y;
los;
padres ante esta reacción de los hijos se enojan más, con;
ellos;
y se vuelven más exigentes y rígidos, procurando en cualquier;
momento echarles, en cara su falta de responsabilidad y;
disciplina con el estudio, lo que provoca mayor negativismo al;
estudio y al compromiso escolar.;


Sin embargo, es importante aclararles, que en ningún momento;
quiere decir; que no se les debe de decir nada, al contrario;
se;
debe hacer una reflexión sana y honesta, tanto los padres de;
familia, profesores y estudiantes acerca de la pérdida del ańo;
escolar y el bajo rendimiento académico, donde cada uno se;
compromete a superar las fallas o limitaciones, por ejemplo,;
existe un buen número de padres y/o tutores que en el primer;
semestre no se acercan a los colegios para estar al tanto del;
estudio y rendimiento de los hijos, no reciban cuadernos ni;
apoyan en el estudio, prefiriendo crear lo que dicen los nińos;
y/o jóvenes, otros casos solamente monitorean a los hijos a;
través del teléfono, "¿ya hiciste la tarea?", ¿te estás;
portando;
bien?", etc., etc., etc. Este monitoreo subjetivo se termina;
en;
el segundo semestre y en el último momento, por ejemplo,;
cuando;
falta una nota bimensual y el examen final, cuando la;
dirección;
del centro y los profesores "preocupados", llaman a los padres;
para comunicarles que sus hijos no pasarán el ańo "hay Dios;
mío";
Ąno es posible!, este muchacho, muchacha y/o nińos me engańaba;
diciendo que iba bien, etc., etc., y comienza el síndrome de;
la;
desesperanza a causar sus efectos y/o el impacto psicológico;
del;
fracaso del ańo escolar, por eso es importante que los padres;
de;
familia con nińos y jóvenes de edad ecolar, estén conscientes;
que;
ellos pasan la mayor parte del tiempo en la escuela y que los;
éxitos y fracasos obtenidos en este medio determinan en gran;
medida la imagen de competencia o incompetencia que adquiera;
de;
sí mismo. También se debe recordar que si los nińos y jóvenes;
fracasan cuando sus notas no llegan al nivel medio deseable,;
desaprueba o incluso debe repetir el curso, si sólo se toma;
este;
criterio le estaríamos acusando sólo al estudiantado, lo que;
sería el error más grande ya que las tasas de fracaso escolar;
son;
demasiado elevadas como para pensar que el problema reside;
exclusivamente en el alumno; por lo tanto se debe considerar;
el;
fracaso escolar tanto del punto de vista del nińo, de los;
jóvenes, como de las exigencias a que se ve sometido física y;
psicológicamente por la familia, medioambiente y la propaganda;
mal conducida como por ejemplo los muńequitos de la televisión;
y algunos musicales juveniles que manifiestan el odio a la;
escuela y a las exigencias escolares, también algunos padres;
dejan los deberes escolares de los hijos en manos de las;
empleadas o de la mamá que tiene que hacer de todo un poco;
para;
medio cumplir, entonces ¿quién es el culpable?, por favor,;
queridos lectores, la reflexión nos debe ayudar a buscar un;
método interno y externo para la buena comunicación con los;
hijos;
y profesores para encontrar el éxito escolar, recuerden que en;
muchos casos los planes de estudio son cada vez más densos en;
contenidos y se ofrecen al alumno cada vez más precozmente,;
sin;
que haya ningún motivo para suponer que ellos tendrán la;
capacidad para asimilarlos o comprenderlos, pero la escuela o;
centro de estudio tiene como objetivo que el nińo aprenda;
determinados contenidos y conseguir así el aprobado o;
indicador de éxito, lo que también incurre en errores, porque;
a mayor densidad de programas hay que sumar los déficit en los;
objetivos académicos como enseńar a desarrollar sus propias;
estrategias para aprendar en función de su manera de ser y de;
su temperamento, desarrollándoles hábitos de trabajo,;
valorando el esfuerzo y el interés en el estudio, pero para;
lograr esto; es necesario que los profesores consideren a cada;
estudiante en función de sus capacidades y no en función del;
resultado medio del grupo.;


Es importante siempre y en todo momento la motivación por el;
aprendizaje, mateniendo al nińo o joven estudiante al tanto de;
sus progresos y/o fracasos, valorando de forma positiva el;
interés y los esfuerzos, refiriéndose siempre al nivel medio;
del grupo, manifestándoles lo que el alumno no sabe hacer y;
hasta lo que se plantea que debe aprender, no esperar el;
último momento, ya que esto induce a las frustraciones y;
fobias escolares tanto de los alumnos como de los padres de;
familia.;


;
PROXIMO ARTICULO: "LAS MUJERES AGUANTADORAS POR LOS HIJOS".;


;