Variedades

Cocina con sentimiento


Javier Poveda

Cuando hablas con ella es como un reencuentro con una amiga de muchos años quien se marchó y volvió con muchas historias que contar. Es cálida, pícara y como decimos en Nicaragua es “chavalona”. Nos referimos a una prestigiosa chef- o cocinera, como prefiere ser llamada- de España, invitada especial y protagonista de un festival de comida gastronómica española.
Josefa Molina es su nombre, pero de cariño es llamada Pepa. Siempre tiene una sonrisa en el rostro y es ese, según cuenta, el secreto de hacer exquisitas preparaciones. “Me encanta la cocina. Es un talento nato. Amo la cocina desde que tengo uso de razón. Desde pequeña me interesó y usé a mis hermanos como conejillos de India. Ya llevo 29 años de experiencia. Yo pienso que la cocina es como la música y la pintura, es un arte, que lo llevas o no en la sangre”. Su sazón lo define como “muy particular y casero, que recuerda mucho a la familia y el hogar”.
Ese don tuvo muchos halagos en el camino de Josefa, pero ella nunca los tomó tan en serio y siguió haciendo las cosas a su estilo. “A mis amistades les gustaba mucho lo que preparaba y siempre me estaban pidiendo que hiciera la comida, yo no pensaba dedicarme a la cocina profesional”.
Fue hasta en 1981 que durante su estadía en Nigeria junto a su marido, arquitecto, tuvo la oportunidad de conocer varios lugares, pero Pepa se sentía enormemente atraída por México. Cumplió su sueño de llegar a la tierra azteca y se enamoró. Allí residió 20 años. Junto a su marido pusieron un restuarnte “Los caprichos de Goya”, uno de los más chic.
La experiencia en ese entonces le permitió darle un giro a la comida española. Su matrimonio de muchos años llegó a su fin y fue cuando Josefa comenzó a trabajar en hoteles importantes.
Pepa asegura sentirse realizada. En ningún lugar es más feliz que en la cocina, aunque confiesa que le gusta el rap y el reggaeton. “Yo estoy todo el día cantando en mi cocina. Le canto a mis platillos. Nunca estoy de mal humor guisando, por muy cansada que esté”.
Su talento puro y nato no se complementó con cursos en académicas culinarias, por el contrario Pepa fue muchas veces invitada a compartir sus conocimientos con estudiantes de cocina. Si de comida mediterránea se trata, nadie le gana a Pepa.
España es el segundo país más consumidor de pescado, por lo que ella lo sabe hacer de una y mil maneras, incluyendo una variedad de la exótica Paella, bufets con delicias de carnes y postres.

TOME NOTA
Disfrute de los exquisitos y variados platillos de Pepa en la Semana Gastronómica Española que se realiza en el Hotel Intercontinental Metrocentro hasta el 21 de febrero.