Variedades

música y política “una mezcla perversa”


Edith Pineda

Sobre su música, lo bien que le va y las ganas que tiene de seguir produciendo habla emocionado. El tema de la familia le incomoda un poco, no es por celoso dice, sino por su deseo de no exponer a sus tres hijos a los medios de forma innecesaria. Prefiere garantizarles privacidad, incluso él mismo ahora procura exponerse de forma “modulada” a los medios masivos, aseguró durante una entrevista que concedió a EL NUEVO DIARIO ahora que regresó al país para cantar a los seguidores de su trabajo.
Hernaldo Zúñiga tampoco evade hablar de política, es más, revela que prefiere mantenerla lejos de su carrera. “Le huyo”, reconoció.
“Yo siempre pensé, y creo que no me equivoqué, que la instrumentalización de la música por parte de la política es muy perversa, es una mezcla perversa”, expresó.
Se declara políticamente desencantado. Sus razones no son otras que sus ideales de democracia, justicia, decencia e integridad que dice haber aprendido de su padre.
“Soy un abanderado del sistema democrático porque es el que menos permite todos estos vicios porque permite un cierto grado de control, un cierto grado de decencia administrativa, de transparencia”, manifestó el cantautor al tiempo que expuso su rechazo a lo que llama “una nueva forma de hacer democracia que son dictaduras disfrazadas”.
Por eso es que afirma no creer “en ningún proyecto político. Todos me han decepcionado un día antes o un día después”, dijo.
“De verdad somos (los artistas) sopita de fideo en una mesa servida ante un político profesional en una jugada en donde pretenden agarrar la música como un instrumento, no tenemos herramientas de defensa. Yo no tengo la cabeza ni el músculo, ni la sofisticación, ni la predicción que tiene un político”, afirmó el artista que actualmente cosecha el éxito de su último disco titulado “Nómada”.
Hernaldo reveló que le “producía como irritación esta cosa de la canción militante que al final el artista también cobraba entrada… la mecánica profesional era idéntica, pero uno iba con un cuento de reivindicación política”.
La excepción de la regla aseguró es Carlos Mejía Godoy a quien elogia por su trabajo. También elogia el trabajo de otros músicos latinoamericanos como es el caso de Silvio Rodríguez.

Su inspiración
Hernaldo sostiene que la inspiración llega con el trabajo. “A mí siempre me han preocupado las relaciones interpersonales, no solamente las de parejas o amorosas, (sino) el cómo te relacionas con los demás, eso gravita en todo mi trabajo que tiene traducción amorosa porque eso es un vehículo”, explicó.
El artista que a petición del público nicaragüense ofrecerá tres conciertos seguidos en la Sala Mayor del Teatro Nacional “Rubén Darío” –miércoles jueves y viernes- comentó que sus composiciones llevan un mensaje mucho más complejo de lo que transmite haciendo una lectura superficial. “Vienen de un discurs de su carrera y en octubre de ese mismo año cerrará sus presentaciones con un concierto en el Auditorio Nacional.
Sus planes no contemplan la posibilidad de una gira internacional, aseguró que ya pasó esa etapa y que ahora prefiere enfocarse en consolidarse en el espacio donde se mueve, es decir el territorio mexicano. Nicaragua, aseguró, no sale de sus planes tampoco, pues aún tiene algunos sueños que no ha logrado llevar a la realidad como es un concierto masivo y presentarse en algunos departamentos.

Hernaldo el padre
Tocarle el tema de la familia lo hace bajar incluso el ritmo de su conversación. Sonríe declarándose un tanto incómodo y explicando que prefiere mantener su vida personal alejada de los medios.
Normalmente Hernaldo es de hablar fluido. Pero al momento de contar de su familia hace pausas como seleccionando qué compartir y qué no.
Fiablemente termina contando que es padre de dos niñas y varón y que ya le toca lidiar con el paso a la adolescencia.
“No tengo talento natural para la paternidad, tengo que trabajar mucho, creo que es un desafío”, reconoció el artista para luego declarar sentir mucho amor por la familia que construyó. “Cuando me casé tuve el acierto de que quería privilegiar a mi familia, mi trabajo está después”, compartió.

Tome nota
Hernaldo Zúñiga inaugura hoy la serie de tres presentaciones en nuestro país tras más de cuatro años de no actuar para los nicas. Aún hay boletos disponibles para su actuación del viernes que también es en el Teatro Nacional “Rubén Darío”. El precio de los boletos es de 10, 15 y 25 dólares.