Variedades

LA `REINA MENTIRA`


Margarita de Dinamarca vivió el pasado domingo su gran noche. Una de película. Y es que por unas horas la Reina aparcó la corona y se metió en la piel de una estrella de cine (que es lo mismo que decir extra, escenógrafa y diseñadora de vestuario) en el estreno del filme Los Cisnes Salvajes (De vilde Svaner) en la sala Imperial de Copenhague. No faltaron a la presentación de la cinta ni su hermana Ana María de Grecia ni los príncipes Federico y Mary.
La soberana danesa, aficionada desde hace años a las artes escénicas, se ha vuelto a encargar en esta ocasión, como ya había hecho con anterioridad en otras producciones teatrales, de la escenografía y del vestuario de la película, pero esta vez ha dado un paso más en su faceta artística y aparece incluso como figurante en una de las escenas de este cuento de princesas. Ficción y realidad se entrecruzan y la Reina, en la vida real, encarna a una mendiga en el filme.
La reina Margarita aparece en la escena en la que la princesa Elisa del cuento va a ser ejecutada en la plaza ante la presencia del populacho, que la soberana y otros actores interpretan. Finalmente, llegan 11 cisnes que se convierten en príncipes y salvan a su hermana, la princesa.
Una aventura para niños y mayores que conquistó a los presentes en la sala.
Al acabar la proyección y rodeada por todo el equipo de la película, la reina Margarita subió al escenario para recoger un ramo de flores y recibir los aplausos del público, a los que respondió con una reverencia.
El príncipe Federico y la princesa Mary, de Hugo Boss Black, se acercaron al acabar la proyección de Los cisnes salvajes (De vilde Svaner), basada en un cuento del escritor y fabulista danés Hans Christian Andersen, a saludar a la directora, la veterana Ghita Nørby, una de las actrices más carismáticas del cine del país escandinavo, y demás miembros del equipo que han participado en ella.