Variedades

Subastan reliquias de las estrellas


Nueva York / EFE

La casa de subastas Christie’s vendió en Nueva York por 49 mil dólares una pelota de béisbol firmada por los cuatro Beatles, una guitarra acústica con un autógrafo de Elvis Presley por 25 mil dólares, y un suéter del álbum Goat Head’s Soup de los Rolling Stone por 4 mil 750 dólares.
La subasta de lotes de pertenencias y recuerdos de cantantes y grupos de rock y pop creó una gran expectación en Nueva York, y Christie’s logró ventas por un valor total de 864 mil 938 dólares.
Sin embargo, fue el libreto musical de 13 canciones del cantante y compositor Hank Williams (1923-1953), el que logró batir un récord mundial al alcanzar los 145 mil dólares.
El libreto, de 18 páginas y que tiene fecha de 1947, incluía las versiones revisadas de tres de sus canciones, “I Can’t Get You Off My Mind”, “My Sweet Love Ain’t Around” y “Message To My Mother”, y otras diez nuevas que nunca llegaron a grabarse.
Williams, considerado como el “Hillbilly Shakespeare”, es también uno de los músicos y cantantes más prolíficos e influyentes del siglo XX y de la música country, según la casa de subastas, que recordó que sus canciones fueron interpretadas por Elvis Presley, Bob Dylan, Patsy Kline, James Brown, Ray Charles, Johnny Cash y The Red Hot Chili Peppers, entre otros.
Los seguidores y coleccionistas de Jimi Hendrix estuvieron también de enhorabuena, ya que dos posters y un disco firmado suyos lograron encaramarse en lo más alto de la lista de ventas de Christie’s al alcanzar en la subasta entre 16 mil 250 y 20 mil dólares.

Otros tesoros de coleccionistas
Una guitarra eléctrica con el autógrafo de ocho antiguos y actuales miembros del grupo Guns N’ Roses se subastó por 12,500 dólares.
Las camisetas, consideradas de coleccionista, de legendarios grupos como Yarbirds, Led Zeppelin, The Rolling Stones y The Doors, y de cantantes como David Bowie y John Lennon también se vendieron muy bien en la subasta.
De la banda británica Yardbirds se vendió por 3 mil dólares una de las primeras camisetas utilizadas para publicitar la música pop y que se llevaron durante el Festival de Música Pop de Monterrey en 1967.
Una camiseta de John Lennon con el lema “War is over” (Se acabó la guerra) alcanzó los 1,875 dólares, y un par de camisetas de David Bowie de su espectáculo de “Ziggy Stardust and the Spiders from Mars” se subastó también por la misma cantidad.