Variedades

Mazda 6 Gama 2007

A partir de enero del próximo año será lanzado en América, con tres versiones de carrocería, tres acabados y cuatro motores

Mazda inició en 2002 todo un renacimiento con el primer Mazda 6 Gama 2007. Desde entonces ha sido uno de los coches más vendidos de Mazda en Europa, con más de 440 mil matriculaciones.
Los modelos de cinco puertas y station wagon, cada uno con una cuota de ventas en torno al 38 por ciento, han sido los estilos de carrocería más populares en Europa. Además, un 38 por ciento de los europeos se decantaron por el motor diesel de 2,0 litros al comprar su Mazda 6 Gama 2007.
El nuevo Mazda 6 Gama 2007 se encontrará disponible el próximo mes de enero de 2008 en tres versiones de carrocería: (cuatro puertas, v5 puertas y station wagon) tres acabados (Active Sportive y Luxury) y cuatro motores (tres gasolina y un diesel).

Motorizaciones
Se ha desarrollado un nuevo motor de gasolina de 2.5 litros a partir de la anterior unidad de 2,3 litros. El MZR 2.5 tiene un mayor diámetro y una carrera más larga, además de un flujo más libre en los puertos de admisión y escape. Todo ello, en conjunto, mejora en un 10 por ciento la generación de par en la franja de revoluciones más frecuentemente utilizada. De este modo, se garantiza un tacto lineal de la aceleración, una conducción más dócil y una respuesta más precisa. El Mazda6 tiene 170 CV de potencia. Se mantienen con respecto al anterior Mazda6 los motores de gasolina 1.8 y 2.0 y el CRTD turbodiesel 2.0.
La transmisión manual de seis velocidades incorpora un contrapeso que proporciona una operación más ligera y suave. Los sincronizadores entre la 5ª y 6ª marcha se han agrandado, con el fin de rebajar la fuerza necesaria para hacer estos cambios a alta velocidad. La reducción ha sido del 15 por ciento en comparación con la versión anterior.

Suspensiones
La suspensión delantera de doble trapecio está montada en un sub-bastidor que se une a la carrocería mediante seis puntos, en lugar de cuatro, para lograr una mayor precisión en la estabilidad de la dirección. Los dos puntos de montaje adicionales están situados junto a los trapecios inferiores para reducir flexiones indeseables. Con ello, se ha obtenido una rebaja radical del ruido y se ha mejorado el confort de marcha, puesto que la suspensión puede emplear casquillos más flexibles. Los brazos inferiores de la suspensión tienen ahora un único pivote exterior, en lugar de un doble pivote, para optimizar la linealidad y la precisión de la respuesta de la dirección.
En la suspensión multibrazo trasera, el pivote frontal del brazo de arrastre se ha situado en una posición más alta, para reducir la elevación de la sección trasera durante el frenado. Los amortiguadores están montados en posición más vertical, con lo que mejora el efecto de palanca que reciben y con ello su respuesta. Estas modificaciones se traducen en un comportamiento más estable y un mayor confort de marcha.

Dirección asistida eléctrica
Con el fin de conseguir una asistencia a la dirección óptima a distintas velocidades –suave y manejable a baja velocidad pero estable y rígida a alta–, la anterior dirección asistida hidráulica se ha sustituido por un sistema eléctrico. A semejanza del Mazda RX-8 , el motor va montado en la cremallera de la dirección y ha pasado a ser una unidad sin escobillas. Asimismo, el consumo de combustible se ha rebajado en aproximadamente un dos por ciento con respecto a la dirección asistida hidráulica anterior.
El nuevo Mazda 6 Gama 2007 está equipado con discos de freno más grandes, y con un cilindro maestro de mayor diámetro. El objetivo: mejorar las prestaciones pero también el tacto del freno, para lo cual se han hecho una serie de ajustes en el sistema. El resultado es un sistema de frenos con un tacto muy rígido y lineal, y un comportamiento altamente controlable, que se ajusta con precisión a las intenciones del conductor. La distancia de frenado desde 100 km/h es de 39 metros sobre firmes secos, lo cual le sitúa entre los mejores de su clase (mediciones internas de Mazda).

Carrocería ligera, con rigidez mejorada
Además de conseguir una carrocería de alta rigidez , los ingenieros de Mazda se han preocupado de aligerar el peso, con el doble objetivo de mejorar el comportamiento dinámico y reducir el consumo.
El refuerzo en puntos clave y el uso generalizado de acero de alta resistencia y de resistencia ultra alta ha proporcionado mejoras notables en la rigidez torsión al , que llegan al 30 por ciento en la versión de cinco puertas, al 25 por ciento en el station wagon y al 14 por ciento en el cuatro puertas. A pesar de ello, el peso de la carrocería se ha reducido notablemente hasta conseguir un nivel de liderazgo en su categoría, debido al incremento del porcentaje en peso de chapa de acero de alta resistencia y de resistencia ultra alta y a la optimización del chasis gracias al uso de las últimas tecnologías en Ingeniería de Asistencia por Ordenador (CAE).
Desde las primeras fases de desarrollo, los ingenieros de Mazda han hecho un uso masivo de las simulaciones para mejorar los diseños iniciales; más adelante se hizo un ajuste fino del diseño mediante prototipos y pruebas en túnel de viento. Al final del trabajo, se ha obtenido un coeficiente aerodinámico (Cx) muy respetable, de 0.27 para las versiones de cuatro y cinco puertas, y de 0.28 para el station wagon .
Unos nuevos deflectores de aire, en forma de herradura , instalados por delante de las ruedas delanteras, garantizan una refrigeración adecuada de los frenos a pesar del reducido coeficiente aerodinámico. También se ha optimizado el equilibrio entre la parte delantera y la trasera, para que el coche se mantenga estable y firmemente agarrado a la carretera a alta velocidad.

Fuente: sobrecoches.com