Variedades

Entusiasman al público alemán


Con el programa “Los llevadores de sueños”, la escritora Gioconda Belli entusiasmó al público alemán, hizo una vuelta por Alemania y Austria para recitar varios poemas y párrafos de sus novelas La mujer habitada, El pergamino de la seducción y su autobiografía El país bajo mi piel. Sus palabras fueron traducidas por la actriz alemana Viola Gabor, quien las interpreta muy bien: con voz baja y alta, y mucha pasión, entonces exactamente con la misma intensidad como Gioconda Belli, Viola logra mantener el suspenso entre los textos originales y las maravillosas traducciones alemanas. Por eso no es una sorpresa que durante el recital en el “Pavillon”, uno de los establecimientos socio-culturales más antiguos en Alemania, Gioconda diera las gracias a su “voz alemana” por ser capaz de reflejar su alma casi mejor que ella misma.
Sus palabras causan risa, así como también lágrimas, cuando el dúo femenino recita un poema sobre la muerte, toman significado a través del fondo musical de la banda “Grupo Sal”, de Tübingen, Alemania. Seis hombres, de Chile, Argentina, Alemania y Portugal, no solamente celebran su 25 aniversario sobre la tarima, sino también nos transportan a esferas donde normalmente nos llevan sólo nuestros sueños. Eso es lo que pasa cuando dos mujeres proclaman la belleza de la mujer y el erotismo de ser mujer, cuando se encuentran al lado de seis hombres que saben como ganarse al público con cada pieza musical, sin olvidarse de dar a todas las mujeres presentes la dignidad que merecen. Sin embargo, este combo parece una mezcla delicada, especialmente cuando el músico Roberto (voz, guitarra, y percusión) debe traducir lo que Gioconda cuenta sobre la fechoría de la Asamblea Nacional de pasar una ley que penalice el aborto terapéutico, y él no entender en seguida de qué se trata. “Los hombres...”, dice Gioconda con una risa, y el público del Hannover le responde con carcajada.
Estas impresiones pierden su importancia, cuando Roberto del “Grupo Sal” pide apoyo para la ONG alemana “Pan y Arte”, la cual realiza ciertos proyectos en Nicaragua como la ampliación de una escuela en Malacatoya. Aparte de famosos embajadores culturales como Ernesto Cardenal, también Gioconda Belli se compromete con esta organización.