Variedades

Polémico nuevo disco de Britney Spears


Washington / EFE
"Blackout", el último disco de la cantante estadounidense Britney Spears y el primero en cuatro años, salió ayer a la venta en Estados Unidos, aunque no exento de polémica debido a las fotografías en las que aparece sobre las piernas de un cura.
El presidente de la Liga Católica de EU, Bill Donahue, señaló que las imágenes de la cantante que aparecen en un libreto incluido en el disco son de "muy mal gusto". En algunas imágenes Spears, de 25 años, aparece con una cruz al cuello, sentada sobre las piernas de un cura mostrando el muslo o apoyándose de manera seductora sobre un confesionario.
"Estas imágenes me ponen toda su vida en perspectiva. Esta chica está que se hunde. No la dejan ni tener a sus hijos porque no es lo suficientemente responsable, ahora vemos que tampoco es capaz de entretener", indicó Donahue.
La salida del disco ha llegado acompañado esta semana de críticas de lo más variado, aunque en general los expertos musicales valoran positivamente el disco. Todos coinciden en que lo mejor es que sea el público con sus decisión de comprarlo o no, el que dé su dictamen final hacia la calidad del mismo.
El disco es el quinto trabajo de Spears grabado en un estudio, y ofrece un total de 12 canciones bailables. "Gimme More" es el primer sencillo, y el resto de las canciones llevan títulos como "Piece of Me", "Radar", "Get Naked (I Got A Plan)” y "Hot as ice".