Variedades

La revolución digital

Un estudio considera que en 2010 la cantidad de información generada superará, por primera vez, la capacidad de almacenamiento disponible a nivel mundial

EFE / Reportajes

La revolución digital sigue imparable en todo el mundo, y en especial la protagonizada por los usuarios domésticos: existen 1 mil 600 millones de cuentas de correo electrónico, y en tres años serán 2 mil millones. El resultado es que durante 2006 la información digital ocupó 161 mil millones de gigabytes, el equivalente a 12 pilas de libros que cubrieran cada una la distancia de la Tierra al Sol.
La información plasmada en todos los libros escritos en la historia de la humanidad tendrían que multiplicarse por tres millones para llegar a los 161 mil millones de gigabytes de información digital creada, capturada y replicada en todo el mundo en 2006.
Las espectaculares cifras las acaba de ofrecer el informe "El Universo Digital en expansión: una previsión del crecimiento mundial de información hasta 2010", realizado por la firma de investigación de mercados IDC por encargo de la multinacional EMC, que se dedica al negocio del almacenamiento digital.
El estudio viene a resumir lo que ya vemos todos los días en las sociedades más avanzadas: los hogares se están introduciendo a marchas forzadas en las tecnologías digitales, en especial porque las familias se acercan a la también llamada Sociedad de la Información en busca, sobre todo, de ocio y entretenimiento.

Información se multiplicará
Así, IDC considera que esta explosión de información digital está liderada por personas a título individual y que en 2010 serán protagonistas del 70 por ciento de toda la información mundial. Para entonces, se calcula que la información digital que circule por el mundo se haya multiplicado por seis, hasta los 988 mil millones de gigabytes.
El crecimiento de las cuentas de correo electrónico va en consonancia, y de los 1 mil 600 millones que existen ahora se prevé que en 2010 lleguen a 2 mil millones, incluidos 250 millones de cuentas de mensajería instantánea.
Los usuarios de Internet se elevan a 1 mil 100 millones, de los que el 60 por ciento tienen acceso a banda ancha, y para en tres años se estima que aumente en 500 millones de usuarios más.
Todos los indicadores van en la misma dirección y, según los últimos datos de IDC, los países de economías emergentes lo confirman. Así, en Chile se duplicaron la ventas de ordenadores personales portátiles en 2006 respecto al año anterior, con 239 mil unidades, por lo que Chile ostenta el mayor índice de penetración de este tipo de tecnología de toda América Latina.
Este comportamiento del mercado tecnológico chileno puede explicarse, según los mismos analistas, en el mayor poder adquisitivo del consumidor de ese país respecto al latinoamericano y también en la disminución de la diferencia de precios entre ordenadores portátiles y de sobremesa.

Protección y fiabilidad
Ante el crecimiento imparable de la información digital, el estudio publicado señala que las empresas, instituciones y gobiernos serán responsables de la seguridad, privacidad, protección y fiabilidad de al menos el 85 por ciento de la información digital.
Además, el estudio considera que en 2010 la cantidad de información generada superará, por primera vez, la capacidad de almacenamiento disponible.
La gestión de la información en las empresas hace que los empleados utilicen 14.5 horas a la semana a leer y contestar e-mail; 13.3 horas creando documentos y 9.5 horas analizando información, lo que supone que una empresa con mil empleados pierde 5.7 millones de dólares anualmente en el tiempo que sus trabajadores necesitan para adaptar la información a las diferentes aplicaciones tecnológicas.
Además, no encontrar a tiempo la información, supone un coste adicional de 5.3 millones de dólares al año.
Las economías emergentes representan ya el diez por ciento del universo digital y las previsiones son que crezca entre un 30 o un 40 por ciento más rápido que las economías consolidadas.
El informe encargado por la tecnológica EMC estima que el número de transacciones de comercio electrónico entre las compañías y sus clientes se multiplicará por cien en cinco años.
Otras compañías, como Microsoft, tienen claro que el desarrollo de la información digital es imparable, y por primera vez ha puesto su nuevo sistema operativo, el Windows Vista, a la venta directamente en la red.
Hasta ahora, la compañía de Bill Gates vendía su sistema operativo preinstalado en los ordenadores personales nuevos o en forma de un paquete de discos.
La decisión de la compañía, que también venderá online su software Office 2007, muestra hasta qué punto la entrega electrónica se ha convertido en un método habitual para los usuarios informáticos, que optan por este método para hacerse con todo tipo de programas informáticos.
Bill Mannion, uno de los directores de mercadotecnia de la multinacional, señaló que aunque la mayoría de usuarios previsiblemente no optará por este método, la decisión de colocarlo en la red será un importante antecedente para futuras ventas online.
"Éste es el comienzo de algo que creemos que va a ser mucho más grande", explicó Mannion.