Variedades

Fortuna de Rolling Stones sin administrador


El banquero aristócrata que convirtió a los Rolling Stones en una máquina de ganar dinero dejará a la famosa banda de rock después de 37 años a su servicio.
El príncipe Rupert Loewenstein, banquero radicado en Londres y apodado “la calculadora humana”, ha decidido no seguir con la administración del día a día de las finanzas del grupo, según un comunicado de un portavoz del grupo. Gracias a su habilidad con las operaciones financieras, los Rolling Stones han ganado en torno a 2 mil millones de dólares. La fortuna personal del líder del grupo, Mick Jagger, se calcula en unos 430 millones de dólares.
La banda estaba fuertemente endeudada con la Hacienda británica cuando Mick Jagger decidió contratar los servicios del banquero.
Según la leyenda, el príncipe no había oído hasta ese momento hablar de sus clientes, pero su gestión fue fundamental para el futuro económico de la banda gracias a los acuerdos que firmó, entre ellos uno de 25 millones de dólares con la discográfica CBS.