Variedades

Folclórico Nicaragüense


Edith Pineda

La historia del Ballet Folclórico Nicaragüense se comenzó a escribir hace 38 años. Fue concebido por su director Ronald Abud Vivas, en 1969, con el propósito de rescatar y proyectar la danza nica. “Nuestro objetivo no ha sido sólo divertir, sino también educar desde una perspectiva de recreación basada en la investigación científica o de campo, y puesta en escena bajo las formas del espectáculo universal”, explica Abud, tras mencionar con orgullo que piezas como “Sones del Güegüence”, su ballet las puso en escena en 1970, cuando “nadie conocía su gran valor cultural”.
El paso del tiempo ha significado para el Ballet Folclórico Nicaragüense madurez, crecimiento y gloria.
Tanto así que su espectáculo tiene el récord como “el puesto en escena la mayor cantidad de veces en la historia del Teatro Nacional Rubén Darío y el del más taquillero”.
Abud dice que su norte en la dirección del ballet ha sido la calidad. Menciona que su mejor aval es “la demanda del público; además, creo que el ballet ya ha alcanzado su perfección por la calidad interpretativa del elenco”. A criterio de Abud, el Ballet Folclórico Nicaragüense “tiene su propio estilo de danzar y de decir las cosas por medio de cada movimiento… eso lo hace único…, es parte de la obra del ballet dejar un legado”.
¡A celebrar!
Hoy el Ballet Folclórico Nicaragüense se apoderará una vez más de la emblemática Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío --donde desde sus inicios ha tenido el privilegio de brillar-- para festejar su impecable trayectoria.
Además, el ballet también dedicará su espectáculo a las madres nicaragüenses. En escena veremos a un elenco de 56 bailarines acompañados de talentosos artistas pinoleros: Rondalla de Marimba, Nicaragua Mía, del maestro Marcos Martínez; Banda Filarmónica de Masaya, del maestro Manuel Ruiz; Voces y Cuerdas Cocibolca, de Granada; Camerata Bach y el poeta Carlos Rodríguez.
La gala que lleva por nombre “Tradicional homenaje a la madre”, iniciará a las 7:00 de la noche, pero desde las seis, en el lobby del teatro la música de mariachis y trío recibirá a los asistentes, quienes además podrán disfrutar de un brindis.
Las madres tendrán algunos otros privilegios, informó Abud. El valor de las localidades es Primer Balcón y Platea C$ 200, Segundo Balcón C$ 100, y Tercer Balcón C$ 80.