Variedades

Alejandro Sanz deberá asistir al juzgado


El cantante español Alejandro Sanz deberá testificar en el caso contra dos de sus ex empleados acusados de supuesta extorsión y robo, dictaminó una jueza estadounidense.
La decisión de la magistrada Cristina Pereyra-Shuminer se emitió luego de que el abogado de los acusados, Lonnie Richardson, se quejara de que no ha podido obtener una declaración jurada del artista mientras éste se encuentra en Miami descansando de sus giras.
Richardson enfatizó la importancia de poder interrogar a Sanz antes del juicio, que estaba previsto para el 30 de abril y se aplazó para el 9 de julio, debido a las “serias acusaciones” que ha presentado en contra de sus clientes.
El cubano-americano Carlos González y su esposa Sylvia Helena Alzate, de origen colombiano, trabajaron para Sanz en su residencia de Miami Beach y afrontan cargos de extorsión por presuntamente pedir dinero al cantante a cambio de su silencio por asuntos personales “que podrían perjudicar la reputación” del artista.
González también es acusado de robo en mayor cuantía por tener registrado a su nombre una moto de agua y una embarcación del intérprete español, según las autoridades.
En la audiencia, la jueza dijo al fiscal Michael Von Zamft que la defensa tenía derecho a obtener una declaración de Sanz y fijó como fechas los días comprendidos entre el 20 y el 30 de mayo para que esta fase se cumpla.
La defensa se apuntó un triunfo con esta moción, pero la magistrada le denegó una petición para que se aceptara como prueba una cuenta del servicio eléctrico de Sanz que estuvo tres años bajo el nombre de una persona fallecida.
Con ello, Richarsdon busca debilitar a la parte acusadora en cuanto a los cargos del presunto robo de la moto de agua y de la embarcación.
Explicó a la magistrada que Sanz no tiene nada registrado a su nombre y que la cuenta es una prueba más de esa práctica del cantante.
Pese a los esfuerzos de la defensa por convencer a Pereyra-Shuminer, ésta no consideró relevante el punto y lo desestimó.
Al concluir la vista, el abogado de los acusados declaró que “Alejandro Sanz va a tener que venir aquí, a Miami, y enfrentarme cara a cara”.
“Él está formulando acusaciones muy serias y se le debe exigir que venga aquí, a los Estados Unidos de Norteamérica, y sea interrogado”, ratificó.
Sanz está en México promocionando su último álbum El Tren de los Momentos.
El juicio se ha postergado en dos ocasiones ya que las partes han confrontado dificultad para recabar los testimonios, no sólo del cantante, sino también de personas relacionadas con el caso.
De igual forma, la Fiscalía Estatal ha presentado mociones para evitar la divulgación de algunos vídeos y fotografías privadas del cantante español y evitar que dañen la reputación y la privacidad de Sanz.
González y Alzate afrontan cargos luego de ser acusados en diciembre del año pasado de que presuntamente querían extorsionar al cantante.
En esa ocasión, Sanz reveló en un comunicado la existencia de su hijo extramatrimonial, Alexander Sánchez Rivera, de tres años, cuya madre es la puertorriqueña Valeria Rivera.

Ritmosonlatino.com