Variedades

Franco de Vita

Sin mucho preámbulo inició su concierto con canciones que conmovieron a los presentes

María Teresa Pérez

Anoche el Teatro Nacional Rubén Darío se vistió de gala con la música romántica del venezolano Franco de Vita, el intérprete de éxitos como “No basta”, “Te veo venir soledad” y “Te pienso”, quien deleitó a su público a ritmo de pop y baladas.
Con un local prácticamente lleno, su presentación inició a eso de las 7:45 de la noche, entrando directamente a cantar el tema “Esperando el sol”.
Dando gracias por estar nuevamente con el público nicaragüense que tan cálidamente lo ha tratado, siguió con el tema “Cálido y frío”, pero fue con “Tú de que vas” que los asistentes lo ovacionaron.
Vistiendo pantalón negro, camisa blanca con bordados de colores, hizo que los presentes corearon sus canciones, a la vez que interactuaba con ellos dando muestras de su calidad artística que lo ha mantenido en los escenarios durante más de 25 años.
Una sorpresa fue su dúo junto al cantante nicaragüense Juan Solórzano, con quien interpretó “Si la ves”, tema que hizo al público ponerse de pie y aplaudir a más no poder.
El repertorio de la noche forma parte de su producción “Mil y una historias”, lanzado en 2006 y que contiene una recopilación de sus canciones más significativas de su larga carrera artística.
Este concierto es parte de su gira mundial llamada “Y la historia continúa”, la cual continuará en Costa Rica, en el Estadio Pedregal de la localidad de Belén, provincia de Heredia, sitio ubicado unos 15 kilómetros al noroeste de San José.
Según los promotores, cantará a estadio lleno, pues las entradas están prácticamente agotadas.

Franco antes del concierto
Franco de Vita vino por tercera vez a suelo nica y recorrió los corazones del público con sus grandes éxitos, ahora contenidos en el material número 11 que musicalmente junta a sus 21 años de carrera bajo el título: “Mil y una historias”.
Vestido al súper estilo sport y juvenil, con jeans y camiseta blanca, que tanto lo caracteriza, Franco de Vita arribó al Aeropuerto Internacional Augusto César Sandino alrededor de las 3:30 de la tarde de ayer.

En un rapidísimo ascenso a su automóvil pocas fueron las palabras que alcanzó a decir: “Llegamos tarde y tenemos que probar sonido”, mientras se enrumbaba al Teatro Nacional Rubén Darío para realizar las tan urgidas pruebas previas al concierto que entregó a los nicas anoche.
El artista arribó a nuestro país procedente de México y luego de Nicaragua su siguiente estación será Costa Rica, mañana.
El artista venezolano, quien por la intención de sus temas ha sido llamado el Trovador de la Música Romántica, compartió escenario con el artista nicaragüense Juan Solórzano.