Variedades

“Sonushka”

Sobrina del padre Fernando Cardenal, ella quiso ser monja, pero en Miami se licenció en liderazgo organizacional, y en Nicaragua está fascinada por la locución

Edgard Barberena

Taxistas, amas de casa, empleados de oficinas y hasta el personal y clientes de dos supermercados escuchan en una radioemisora capitalina una agradable voz femenina que hace las presentaciones en inglés, pero muy pocos radioescuchas la conocen.
Nos referimos a Sonia Cardenal. Identificada como “Sonushka”, de lunes a viernes está en el micrófono de Joya FM de ocho de la mañana a 12 del mediodía, y es quien acompaña los miles de temas musicales de rock clásico y música pop en los que se especializa esa radioemisora.
“Sonushka”, quien vivió por 17 años en Miami, recibió a VARIEDADES en la cabina de locución donde dijo que su estilo de trabajo (presentar en idioma inglés) es para brindar ánimo e impulsos a “este país que necesita granitos de fe y alegría.
Ella comenzó en la radio grabando viñetas que difunde la radioemisora. “Tengo una licenciatura en liderazgo organizacional, pero la locución fue algo que por ‘chiripa’ le llegó a través de Carlos Ramírez, director anterior a al actual, Iván Peña, quien me ofreció hacer locución”.

En la vida no existen las coincidencias
“Esto lo hice por 15 días, en los que aprendí mucho y nunca se me ocurrió volver (a la radio), pero como en la vida no existen las coincidencias, por eso estoy nuevamente en Joya FM para darle impulso a este país”, comentó la joven quien considera que “con vocación y respeto se gana el mundo y así se logran las metas”.
Sobrina del padre Fernando Cardenal, “Sonushka” es una joven que no se desplaza en lujosas camionetonas, sino que utiliza los taxis, medio a través del cual ha podido medir lo que está haciendo en la radio, “porque le he preguntado a muchos taxistas y les pregunto ¿qué prefieren, inglés o español? Y ellos me dicen, inglés”. Esto a juicio de la presentadora es porque al nicaragüense lo despierta lo desconocido, y “por eso el afán de nosotros en despertar y conquistar almas”.
La originalidad de Joya FM en presentar en inglés los temas musicales despuntó el pasado 14 de marzo, y actualmente “estoy en una transición, porque me estoy amoldando a lo que dicen los oyentes, porque hay muchos que me hablan en inglés”.
“Sonushka” trabajó en la universidad de Barry, en Miami, en un programa destinado a ayudarle a los campesinos mexicanos, y “lo que siempre he hecho es ayudar a la gente humilde, para levantarse luego que han sido aplastadas por robos sicológicos y materiales. Así aprendí que (Estados Unidos) no es el sueño americano que uno cree, porque es difícil. Después me fui a Keiser College, donde seguí aconsejando, brindando oportunidades académicas a estudiantes que las necesitaban”.
La joven locutora profesa el catolicismo y se define como una mujer ecléctica. Señala que para encontrar el éxito uno primeramente tiene que equivocarse, y el que busca, encuentra.
“Every day I find something new” (cada día encuentro algo nuevo) dijo la presentadora, quien se siente muy orgullosa por la labor que hace en la radio, mencionando el apoyo que le da gente experimentada en la radio como Amir Avilés, Mario Castro, entre otros.

La vida es simple
Dijo que la vida es simple, “los que la hacemos complicada somos nosotros mismos”, dijo “Sonushka” quien reveló que quiso ser monja, “pero por cosas de la vida no lo hice, tengo a Dios muy dentro de mi corazón y sé que con amor y honestidad uno tiene un ‘lucero’”.
La presentadora habla español, inglés, francés y holandés, ya que tuvo la oportunidad de viajar cuando tenía seis años de edad, cuando su papá, Manolo Cardenal, fue cónsul. Antes don Manolo fue gerente de la tienda Carlos Cardenal, ubicada en la avenida Roosevelt, antes del terremoto de 1972.
“Sonushka” tiene otras cualidades, practica las artes marciales, yoga y meditación, porque éstas, dice, son herramientas para fortalecer la mente.
Ella nos comenta que el apodo “Sonushka” surgió durante su estadía en Miami en Barry University, donde había dos Sonia, además, su madre se llama Sonia Martínez, y como a ella le decían Soniú, entonces se le ocurrió la palabra "Sonushka", y ese "nombre lo utilizo porque me gusta, es un capricho", finalizó nuestra entrevistada.