Variedades

Piden revisión de bases


Madrid / EFE
La secretaria general de Políticas de Igualdad del Gobierno español, Soledad Murillo, y representantes de diferentes organizaciones pidieron la retirada de la cláusula del concurso de Miss España que impide haber sido madre a las candidatas al certamen.
La petición se produce en medio de la polémica provocada por la decisión de dicho certamen de retirar el título a Miss Cantabria (norte de España), Ángela Bustillo, al conocerse que es madre de un niño.

Discriminación directa
Según Murillo, es un caso “clarísimo de discriminación directa” y así “vamos a hacérselo saber a la entidad que lo ha proclamado”, porque “ante la ley no se puede justificar” que la maternidad se discrimine “como si fuera un déficit para el funcionamiento profesional de una mujer”.
La representante gubernamental terció de esta manera en la polémica generada por el certamen de Miss España. Murillo puntualizó que actos de este tipo aquejados de discriminación directa, “muestran que todavía somos tratadas de diferente forma, y no hay ninguna justificación”.
Avanzó que pedirá al certamen “que cumpla la ley porque está vulnerando un principio de igualdad de trato y consideración y está incurriendo en discriminación”, ya que en el concurso existen bases distintas para hombres y mujeres.
La responsable de Políticas de Igualdad subrayó que si los concursos de belleza o cualquier acto público “tratan de manera diferente a las mujeres, ello repercute en la imagen que tenga la mujer de sí misma”, por eso no es de extrañar, dijo, “que luego muchas mujeres tengan inseguridad en si tienen o no tienen derechos”.

Maternidad no es limitación
El Instituto de la Mujer también solicitó la revisión de las bases del certamen y la decisión de retirar el título a Ángela Bustillo por el hecho de ser madre. Según dicho organismo, “la maternidad no supone ninguna limitación física, intelectual o laboral para las mujeres, por tanto, cualquier concepción de la misma como un problema es discriminatorio”.
La ganadora de Miss Cantabria en 2007, Ángela Bustillo, ha anunciado que llevará a los juzgados las bases del certamen de Miss España tras haber sido desposeída de su corona por haber sido madre hace casi tres años atrás, ya que estima que se trata de una decisión inconstitucional. Las bases del concurso exigen a las aspirantes “no haber tenido descendencia ni hallarse en estado de gestación”.