Variedades

Gixa Zelaya Pérez


Tania Trejos

A simple vista pareciera una jovencita tímida y de poco hablar, sin embargo, cuando ya se siente en confianza las palabras fluyen de su boca con mucha efusividad y su risa es armoniosa para los que están a su alrededor.
Gixa Zelaya, de 18 años y de origen matagalpino, se describe como una joven emprendedora, tranquila, ante todo muy sencilla y alegre.
Nos cuenta que es muy sensible y que la injusticia la hace llorar, ya que por ella muchas personas han sido lastimadas y se han cometido grandes errores.
“Me encanta dedicarle tiempo a mi familia, ya que es un tesoro valioso que no todos tenemos la dicha de poseer, por eso yo
disfruto cada momento junto a mis seres queridos”, destacó.
También disfruta salir en compañía de sus amigos, trazarse metas y sobre todo luchar para consolidar lo que se propone a diario.
Le teme a la soledad, ya que según sus palabras …“cuando uno siente soledad puede caer en depresiones y en un mundo lleno de tristezas, que nunca será bueno para la mente y el cuerpo porque te desgasta”.
Lo que más le ha costado del certamen es adaptarse a algunas cosas que ella no estaba acostumbrada a realizar, pero está segura que serán de gran utilidad para el resto de su vida.

“Este certamen de belleza cambia la vida de cualquier joven, ya que uno se va dando cuenta que la imagen y el conocimiento de nuestro país son muy importantes”, dijo.
Gixa vive en compañía de su madre, es la menor de tres hermanos, la única “damita” del hogar Zelaya Pérez.
Estudia II año de Contabilidad en Matagalpa. Si llega a coronarse como Miss Nicaragua impulsará proyectos sociales y en certámenes internacionales demostrará que las mujeres nicas poseemos grandes cualidades, sobre todo la fuerza y capacidad para cumplir nuestros sueños.
“Me gustaría trabajar con el turismo, ya que es un sector que tiene mucho futuro en nuestro país”, finalizó.