Variedades

Reivindicando al perro callejero

La capital rusa creará un monumento en honor a estos canes, tras el asesinato a puñaladas de la mascota de los trabajadores del metro moscovita.

Para muchos son un estorbo. Otros los miran sin gracia por no tener pedigrí y hasta hay quienes prefieren que sean eliminados. Pero en Moscú, la capital rusa, quieren reivindicarlos: la entrada de las estaciones del metro en esta ciudad de más de 10 millones de habitantes contará con un monumento al perro callejero.
La idea surgió a petición de un grupo de escritores que pidió a la compañía del metro que creara el monumento tras el asesinato a puñaladas de Málchik (Niño), la mascota de los trabajadores del sistema de transporte moscovita. La muerte del animal conmocionó a toda la capital e hizo que el grupo de intelectuales se movilizarán exigiendo una reivindicación de los perros que deambulan por las calles de la ciudad.
El monumento será inaugurado el próximo sábado, el último día del Año del Perro según el calendario chino, informó hoy la oficina de prensa del principal medio de transporte de la capital rusa.
El monumento, titulado "Compasión", obra del escultor Alexandr Tsigal y el arquitecto Andréi Nalich, será instalado en un paso subterráneo junto al vestíbulo de la estación Mendeléievskaya, donde hace varios años fue apuñalado Málchik.
El caso de la muerte del can, acaparó espacios en la prensa y conmocionó a la opinión pública. Un grupo de escritores y artistas pidió a la gerencia del metro de Moscú apoyar la idea de instalar un monumento para simbolizar el respeto hacia los animales callejeros.
Entre los promotores de la iniciativa se encuentra los poetas Yevgueni Yevtushenko y Bella Ajmadúlina y personalidades del mundo del teatro y la música como Valentín Gaft, Konstatín Raikin y Andréi Makarévich. La escultura, que representa a Málchik, fue financiada con donaciones de particulares tanto de Rusia como del extranjero.