Variedades

El carnaval de Gualeguaychú

* El espectáculo del domingo duró seis horas, en las que desfilaron unos 840 integrantes de las comparsas “Kamar”, “Marí-Marí” y “Papelitos”

Buenos Aires / Agencias
Durante los meses de enero y febrero Gualeguaychú se viste de fiesta para brindar uno de los espectáculos más esperados en la región: el Carnaval del País, el evento a cielo abierto más importante de la temporada veraniega de Argentina.
Desde 1979 el espectáculo del carnaval de Gualeguaychú es realizado por un grupo de entidades, para lo cual la municipalidad les otorga en concesión el “corsódromo”. De las diez entidades que conforman la comisión para dirigir el carnaval sólo cinco presentan comparsas: Club Juventud Unida, Club Central Entrerriano, Centro Sirio Libanés, Club de Pescadores y el Tiro Federal de Gualeguaychú.

Entre lucha ambientalista
Mientras desfilaban por la pasarela de 500 metros de largo, los 27 mil asistentes al espectáculo escucharon en la voz de la locutora oficial del carnaval una proclama en la que se recordó por qué esta ciudad, a 230 kilómetros de Buenos Aires, batalla contra Botnia, una planta papelera finlandesa, y mantiene bloqueado el puente hacia Fray Bentos desde el pasado 20 de noviembre.
Para la noche de apertura los organizadores otorgaron a la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú tres mil entradas, a un precio de unos cuatro dólares por boleto, para ser vendidas con un porcentaje a beneficio de la entidad ambientalista, a la que también se le concedió un “lugar de privilegio” entre los puestos de venta de “recuerdos” del carnaval.
Camisetas, sandalias y gorras, todas estampadas con el “no a las papeleras” fueron parte de los artículos más buscados por el público, a quienes se les repartió gratuitamente folletos y calcomanías alusivos a la lucha contra la contaminación.

Las comparsas
El espectáculo del domingo duró anoche seis horas, en las que desfilaron unos 840 integrantes de las comparsas “Kamar”, “Marí-Marí” y otra que paradójicamente se llama “Papelitos”, aunque ninguna de ellas hizo alusión directa al tema ambiental.
Aunque del carnaval suelen desfilar figuras populares invitadas, la verdadera “estrella” es Evangelina Carrozo, la “reina del carnaval” de Gualeguaychú que saltó a la fama en mayo pasado cuando irrumpió en la “foto de familia” de la Cumbre Euro-latinoamericana portando un cartel de “no a las papeleras” e impactando a más de un presidente con su voluptuosa figura.
Fundada en 1783 y con una población de 100 mil habitantes, Gualeguaychú vive de la actividad agropecuaria y del turismo, cuyos principales atractivos son el carnaval, las playas y la actividad náuticas que ofrece el río Uruguay.