Variedades

Adiós a Lily Munster

De Carlo, en su personaje de la figura materna de The Munster, escondía a una vampiresa vestida de negro que puso en boga el estilo "gótico", que se transformó en una moda en ciertos sectores juveniles décadas después

Los Ángeles / Agencias
En menos de una semana desaparecieron tres de los grandes del mundo del cine y la televisión: el productor Carlos Ponti, el caricaturista Iwao Takamoto e Yvonne De Carlo, la versátil actriz recordada tanto por ser la madre de la comedia televisiva "The Munsters" como por su papel como esposa de Moisés en "The Ten Commandments".
Su muerte, a los 84 años, se produjo por causas naturales el pasado lunes, mientras se encontraba en un centro del Sindicato de Cine y Televisión en el barrio de Woodland Hills, al norte de Los Ángeles, informó el productor y amigo Kevin Burns.
Para salir de la pobreza
La carrera de esta intérprete, nacida en Vancouver (Canadá) el 1 de septiembre de 1922 con el nombre de Margaret Yvonne Middleton y a la que sus amigos llamaban Peggy, comenzó temprano, como alternativa para salir de la pobreza.
Su presencia se hizo popular en películas menores de aventuras y de vaqueros, donde brillaba más por su figura que por su talento. Pero en la década de los 50 disfrutó de su edad dorada, en especial con el papel de Sephora, la esposa de Moisés, en el filme épico bíblico "The Ten Commandments", que filmó junto a Charlton Heston.
También por esa época De Carlo comenzó a coquetear con un medio que estaba buscando prestigio: la televisión.

En televisión
De Carlo participó en importantes series de televisión como "Bonanza" (1959) y "The Virginian" (1962). Sin embargo, sería una comedia televisiva, parodia de las películas de terror de los estudios Universal, la que encumbraría su nombre.
Se trata de su papel como Lily Munster, la madre de la familia Munster, una parodia que dominó la televisión desde 1964 a 1966, con una serie en la que salían Frankenstein, Drácula y hasta el hombre lobo.
De Carlo aceptó el papel para poder pagar las facturas médicas dejadas por su ex marido, Bob Morgan, actor que resultó gravemente herido durante el rodaje de "How the West Was Won".
Durante el anuncio de su muerte, Burns admitió que De Carlo será probablemente recordada por el gran público como Lily Munster. "Pero sería una pena que ésa sea la única manera en la que se la recuerde", añadió.
En su biografía "Yvonne: An Autobiography", la actriz reconoció que había tenido una larga lista de amantes, entre ellos Howard Hughes, Burt Lancaster, Robert Stack, Robert Taylor, Billy Wilder y Aly Khan.