Variedades

Shakira desbordó sensualidad


La cantante colombiana Shakira desbordó sensualidad en el primero de los ocho conciertos que ofrecerá en el Palacio de los Deportes de Ciudad de México y que también fue el primero de su nueva gira “Fijación oral” por Latinoamérica.
Más de 18,000 personas ovacionaron a Shakira, quien se mostró feliz de estar de regreso en México, país al que se refirió como “mi casa”.
Durante casi dos horas Shakira cantó, habló con sus seguidores y movió sus caderas, causando la euforia de sus fanáticos.
Con un mal sonido, lo que poco importó a los entusiasmados seguidores, la colombiana comenzó el concierto con su popular tema “Estoy aquí”, lo que dio pie a que la fiesta se iniciara desde el primer segundo de la presentación.
“Buenas noches mi México, qué bonito volver a casa, yo siento a México como mi casa, como mi familia, ustedes son quienes me han visto crecer desde los 18 años; ahora yo voy a cantar, a bailar, ustedes sólo tienen que hacer una cosa, pasársela bien”, dijo Shakira, quien estuvo acompañada de siete músicos.
En esta ocasión Shakira dejó la opulencia tecnológica a un lado, y prefirió un espectáculo austero, pero sin restarle calidad a su desenvolvimiento en el escenario.
El coro monumental se escuchó a plenitud con el tema “Te dejo Madrid”, al igual que con las demás canciones que la convirtieron en una de las cantantes más populares de habla hispana, aunque también ha destacado en el mercado anglo.
Precisamente de su repertorio en inglés, interpretó “Don’t Bother”. “Antología”, “Si te vas”, “La tortura”, “Suerte” y “Días de enero” causaron furor entre la multitud.
Aunque sus fanáticos hubiesen estado gustosos toda la noche en este recinto, Shakira se retiró antes de las dos horas cumplidas, cerrando con el tema “Hips Don’t Lie” (Las Caderas no Mienten).