Variedades

Regresan a exhibición “El Grito” y “La Madonna”

Ambas obras, que sufrieron daños al ser robadas, serán exhibidas bajo fuertes medidas de seguridad.

El museo Edvard Munch de Oslo, Noruega, exhibirá a partir de mañana, y hasta el 1 de octubre, las obras "El Grito" y "Madonna", recuperadas el pasado 31 de agosto, dos años después de su robo, y que resultaron dañadas durante la sustracción. Los responsables de la pinacoteca decidieron exhibir las conocidas obras del pintor expresionista noruego, pese a los daños visibles que muestran, debido en parte a la presión mediática.
El 22 de agosto de 2004, dos individuos enmascarados penetraron en el Museo, ubicado en el céntrico barrio de Toyen, en Oslo, y tras amenazar con una pistola a dos guardas de seguridad y a los visitantes que había en ese momento, les obligaron a tumbarse en el suelo, y se llevaron los dos cuadros tras cortar las sujeciones. Según manifestó la directora en funciones el museo, Ingebjorg Ydstie, "La Madonna" es la pintura que resultó peor parada, pues muestra dos agujeros en la parte inferior izquierda del lienzo, con un tamaño comparable al de una moneda de 2,6 centímetros. "El Grito", que está pintado sobre lámina, muestra un borde aplastado, además de varios agrietamientos, a causa de los golpes sufridos durante el robo.
Ydstie dijo que los trabajos de restauración de las dos obras se prolongarán como mínimo un año y precisó que "El Grito" presenta daños causados por la humedad que son "muy difíciles" de reparar. Ydstie reveló que la policía la llamó una semana antes del hallazgo de los cuadros para solicitarle instrucciones relativas al trato que debía darse a las obras, una vez recuperadas. Los cuadros, hallados en el interior de un coche, localizado en un lugar por determinar al sur de Oslo, permanecieron en el vehículo hasta su traslado definitivo al museo, bajo la supervisión de sus conservadores, aseguró Ydstie.
Hasta el mes de febrero próximo, fecha fijada para la vista del juicio en un tribunal de Oslo contra los presuntos autores del robo, no se conocerán detalles precisos sobre el proceso de recuperación de estas valiosísimas obras. La prensa noruega ha especulado con la posibilidad de que un atracador de bancos detenido en España, David Toska, fuera el organizado del golpe al museo Munch.
Ydstie aseguró que los daños no impedirán el disfrute estético de estas dos obras singulares de Munch, que solo podrán admirarse durante cinco días. La directora en funciones del museo reconoce que la enorme presión mediática ha influido en la decisión de exhibirlas brevemente. "Ganamos un poco de paz exhibiendo las obras ahora porque nos espera un largo proceso de restauración", declaró Ydstie.
Fuertes medidas de seguridad
Los cuadros se exhibirán en el interior de dos vitrinas climatizadas para preservarlos de daños ulteriores. Las medidas de seguridad han sido reforzadas de forma absoluta. Por ello, "El Grito" y "La Madonna" se encuentran en una sala a la que se accede tras pasar una puerta de acero blindada, y dotada de numerosas videocámaras que vigilan los movimientos de los visitantes. Las pinturas se mostrarán en un contexto histórico junto a otras obras del artista vinculadas al momento de su creación.
En 1893, Edvard Munch (1863-1944) pintó dos copias de "El Grito", que representa a una persona demacrada y con la boca abierta sobre un fondo de colores rojo y amarillo intenso. El cuadro refleja un momento de desesperación de un ser humano anónimo. No obstante, algunos expertos han creído ver en este cuadro el reflejo de las erupciones del volcán indonesio Krakatoa a finales del siglo XIX.
El mismo año, el artista creó cinco versiones de "La Madonna", en lienzo, que muestra la figura de una sugerente mujer, alegoría de la Virgen, con los senos descubiertos y una larga cabellera negra que cae sobre sus hombros. Las obras fueron propiedad de Munch hasta su muerte en 1944, fecha en que fueron legadas a la ciudad de Oslo.