Variedades

“La piratería va a matar a Hollywood”

La verdadera piratería está empezando ahora, con películas bajando en unos pocos segundos en Internet, explica el cineasta

Barbet Schroeder, que recibe el homenaje del 54 Festival Internacional de Cine de San Sebastián, por una carrera exitosa, tanto en Francia como en EU, es categórico: “La piratería va a matar a Hollywood. El Hollywood que conocemos va a morir y será reemplazado por algo posiblemente peor”.
Con “peor”, este cineasta iraní de nacimiento, francés de nacionalidad y colombiano de corazón, se refiere a cintas iguales en calidad a las que hacen ahora los grandes estudios, pero “más baratas, con menos promoción”, explicó durante una conversación con un grupo de periodistas.
Y ello porque “la verdadera piratería está empezando ahora, con películas bajando en unos pocos segundos en Internet”, explicó en su español de ecos latinos este cineasta nacido en 1941 en Teherán, de padre suizo --“no alemán, como dicen equivocadamente algunas biografías”-- y criado desde niño en Colombia.
Realizador de “La Virgen de los Sicarios”
Precisamente en ese país filmó la que considera su mejor película, “La Virgen de los Sicarios” (2000), basada en el libro homónimo de su amigo, el escritor colombiano Fernando Vallejo, y premiada en el Festival de Venecia (Medalla de Oro del Senado italiano) y el de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana (2002).
“Yo no creía que se podía hacer una película sobre un libro que tiene dieciocho muertos. En un libro, un muerto no es tanto, pero en el cine es muy serio. Pregunté a Fernando si se podía hacer con menos muertos. Al final los bajamos a cinco”, recordó con buen humor sobre ese retrato del submundo de la droga y la violencia en Medellín.
“Lo que más me gustaría es volver a rodar en Colombia, pero no consigo el dinero”, reconoció Schroeder, quien opina que ello se debe a que sus propuestas son “provocativas” en exceso.
“Si pudiese hacer una película cada uno o dos años en Colombia sería muy feliz”, confiesa con añoranza, antes de revelar que tiene “otro proyecto con Vallejo”, del cual se negó a revelar algo.
“Los proyectos de los que hablo me salen mal”, comentó tras rehusar dar más pistas sobre ese plan, que espera acometer tras “rodar un thriller japonés” y presentar en el Festival de Cannes el año entrante un documental que está finalizando.
Su carrera artística
Productor clave de la Nouvelle Vague francesa en los años 60 con su empresa Les Films du Losange, autor de documentales desde África hasta Nueva Zelanda y director de éxitos como “Reversal of Fortune” (1990, titulada en España “El misterio Von Bulow”) y “Single White Female” (1992, “Mujer blanca soltera busca...”), Schroeder agradece la retrospectiva que dedica a su obra el certamen donostiarra.
“Cada película es como un niño, como un milagro. La idea de ver todos esos niños, todos esos milagros juntos es muy reconfortante”, subrayó sobre las diecinueve cintas proyectadas en San Sebastián.
Una selección que abarca toda su obra en la dirección, pero no como productor, aunque este cineasta, al que le gusta “sorprenderse a sí mismo” con sus proyectos, no lamenta esa ausencia.
“Mi trayectoria como productor era sólo para pasar el tiempo, a la espera de hacer mi película como director”, lo que ocurriría con “More”, en 1969.
Además, “en Europa el trabajo de productor es ponerse a las órdenes de un director, en América es mucho más creativo”.
Sin embargo, se ruede donde se ruede, “lo que trae la vida a una película son los actores”, recalcó Schroeder, quien a veces ha trabajado con intérpretes aficionados, como en “La Virgen de los Sicarios”.
Para ese proyecto “necesitaba gente auténtica de allá”, de la ciudad colombiana de Medellín, pero necesitó “seis meses de trabajo para encontrarlos”.