Variedades

Donald Chamorro: “Queremos destacar el rol de la mujer en la música”


Donald Chamorro es el coordinador ejecutivo del proyecto de promoción para la música, que en la actualidad ha ampliado sus horizontes hacia la promoción de otras manifestaciones artísticas. En esta ocasión nos brindó una entrevista sobre la labor que se cumple en dicho proyecto, desde la óptica de la participación de la mujer nicaragüense en la música.
CM: ¿De forma sintética, cómo valora el papel o el rol de la mujer en la música nicaragüense?
DCH: Ha sido un papel bastante relegado históricamente. Si te das cuenta no hay autoras dentro de la historia musical nicaragüense, los grandes maestros, los que construyen la nicaraguanidad, si te fijás, todos son varones.
CM: ¿Dentro de sus investigaciones qué causas o motivos ha encontrado en referencia a esto?
DCH: Es un fenómeno de conducta social: a los padres o esposos no les gusta ver a sus esposas o hijas en grupos de música o realizando este tipo de menesteres. Esto se da tanto en el campo como en la ciudad, debido a que lo vinculan a la vida bohemia y lo consideran fuera de la norma.
CM: ¿De forma concreta, qué han logrado ustedes respecto a este tema?
DCH: Por ejemplo, el grupo “Constelación”, de El Sauce, todas las integrantes son mujeres. Es decir, desde las cantantes hasta las que ejecutan los instrumentos son mujeres. Es el primer grupo dentro de la historia musical nica que está integrado sólo por mujeres. Ya tienen en su repertorio una hora de música para amenizar, esto sin mencionar sus arreglos y composiciones propias. Esto es parte del trabajo que realizamos con los instructores, ellos promueven que cuando se forme un grupo se haga en base a un 30% de participación femenina. Además, hemos logrado que en los cursos de instrucción las mujeres no sólo ejecuten instrumentos o canten, sino que compongan música, así como que desarrollen arreglos musicales, como en el caso de las jóvenes de El Sauce. Nos interesa destacar el rol, el papel de la mujer en la música
CM: ¿Pero, dentro de la investigación que realizaran, a qué conclusión llegaron?
DCH: Bien, de que si bien es cierto no hay autoras, lo que hay son grandes voces, es decir, grandes intérpretes mujeres. Por ejemplo la Marina Cárdenas, quien además compone. Además nos enteramos de que en la orquesta nacional existe una buena presencia de mujeres.
CM: ¿Pero, en los fundadores de la Nicaragua musical no existe alguna mujer soterrada?
DCH: Sinceramente no. Ellas eran sólo sujetos de la música, es decir, los maestros les dedicaban las piezas. Por ejemplo: María Amanda, la pieza de Vega Matus a su profesora, o Chela, de Carlos Ramírez Velásquez, o bien la Mama Ramona, que pensábamos que era anónima pero es de Vega Matus, que le compuso a una señora dueña de un comedor donde él llegaba.
CM: ¿Cómo han recibido las comunidades esta nueva propuesta?
DCH: Bien, en la primera etapa fue una especie de integración al medio y luego en las siguientes ya hubo una mayor y mejor aceptación. Hemos logrado, como te digo, que en los grupos integren hasta el 30% o el 50% de mujeres.
CM: ¿En referencia a instrumentos, cuáles se les complica más a las mujeres?
DCH: Pues nos hemos enterado que hay dificultad con la trompeta, el acordeón y la batería, debido a que se considera que son instrumentos hechos sólo para hombres. Sin embargo, en El Rama logramos que las jóvenes ejecuten estos instrumentos. Esto lo logramos a través de una metodología inclusiva, es decir, todas y todos ejecutando todos los instrumentos.