Variedades

Salud y ética en la moda

En la pasarela de Cibeles, España, se excluyeron a mujeres con aspecto anoréxico y en la semana de la moda en Londres se impulsan los diseños con material reciclado

Cables / AFP -La Pasarela Cibeles, la gran cita de la moda madrileña, que excluyó este año a las modelos demasiado delgadas, espera haber creado un “precedente” e inspirar a las grandes capitales de la moda, dijo su directora, Leonor Pérez Pita.
“Esperamos sentar un precedente y me encantaría que el resto de las pasarelas lo siguieran”, declaró Pérez Pita, mientras la iniciativa española ha suscitado una gran polémica en el seno de la alta costura mundial.
Esta decisión, que busca luchar contra la anorexia, se repetirá en las próximas ediciones de la Pasarela Cibeles, añadió la directora del evento, en el segundo día de esta pasarela que presenta la moda para la próxima primavera-verano.
Rechazadas por la báscula
De 68 modelos españolas y extranjeras presentadas por sus agencias respectivas, cinco fueron rechazadas el sábado tras no pasar la prueba de la báscula.
Tenían un índice de masa corporal (IMC, el peso en kilos dividido entre el cuadrado de la talla) inferior a 18, es decir, menos de 56 kilos para 1m75.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el IMC de una mujer sana se sitúa entre 18.5 y 24.9, muy superior al de algunas de las más famosas modelos.
La española Esther Cañadas tendría así un IMC de 14 y el de la inglesa Kate Moss es menor de 15.
Algunas modelos habitualmente presentes en la cita madrileña decidieron no desfilar este año, sin que se sepa realmente si boicotean el evento o han preferido otros desfiles.
La moda ética en Londres
Por su parte, en Londres, la “moda ética”, con su respeto a los principios del medio ambiente pero que, según sus defensores, “no tiene por qué dejar de ser sexy”, estuvo presente en la semana de la moda de Londres, que reunió desde el lunes hasta ayer viernes a creadores, compradores y fabricantes del mundo entero.
“La tendencia hacia ropa fabricada con tejidos orgánicos, reciclados o provenientes del comercio equitativo es cada vez más importante en Gran Bretaña, como en otros países”, destacaron los organizadores de la semana londinense, que por primera vez consagraron un espacio a “la moda ética”. “Nosotros esperamos que esta tendencia seguirá creciendo, porque cada vez hay más gente que quiere saber de dónde viene su ropa, cómo y con qué materiales fue fabricada”, declaró la creadora italiano Orsola de Castro, que es la curadora de este espacio dedicado a “diseñadores con ética”.