Variedades

Bachateros y reggaetoneros con buena energía

Nicaragua gozó al ritmo de bachata y reggaeton; pese a las fallas técnicas y al descontrol vivido previo a la salida de los artistas, el concierto fue una megafiesta

Doren Roa

El esperado concierto protagonizado por los bachateros del grupo Aventura y los reggaetoneros Wisin & Yandel llenó las expectativas de muchos pese a los disturbios ocasionados por la euforia de los asistentes.
Según datos de los organizadores, casi 25 mil personas se reunieron el pasado sábado en el Estadio Nacional “Dennis Martínez” para presenciar el espectáculo.
A eso de las 9:55 de la noche arrancó la bachata con la agrupación Aventura, cuyos miembros enfrentaron serios problemas de audio y la voz de los intérpretes fue opacada por el intenso sonido de la música, desilusionando un poco a los fans que los esperaron por más de dos horas.
Interpretaron canciones como “Amor de madre”, “Obsesión” y “Ella y yo”, tema interpretado originalmente al lado de Don Omar, pero a falta de la presencia de éste, les acompañó un pequeñito presentado por los reggaetoneros como “El pequeño Romeo”.
Los asistentes, en su mayoría parejas de enamorados, bailaron muy apretaditos al ritmo de este romántico pero movido género. Los demás, acompañados por amigos, familiares y conocidos, se dieron a la tarea de cantar, gritar y aplaudir para darle el toque de alegría a la presentación paralelo a la animación de los artistas. El tan esperado tema “Sólo por un beso” fue la pieza de despedida de Aventura.
¡Y llegó el reggaeton!
Al cabo de unos 30 minutos de espera aparecieron los regaetoneros Wisin (Juan Luis Morera) & Yandel (Llandel Veguilla) cuando el reloj marcó las 11:30 de la noche. El público ansioso aplaudía para que el dúo hiciera su acto de aparición y fue ahí cuando sucedió.
“Yo sé que Nicaragua tiene energía, pero no se siente”, comentó uno de los intérpretes de “Te puso a bellaquear” y “Aventura”, dos de sus temas mas conocidos, siendo éstos una fusión muy particular del “dancehall” jamaiquino y del “reggae root” panameño.
Con una bulla solicitada por los puertorriqueños, inició el “bellaqueo” con la tonada “Estoy soltero” acompañada de frases como: “Es la primera vez que venimos a Nicaragua y nos sentimos como en Puerto Rico”, aclamaron emocionados por la euforia de los asistentes.
Pese a los diversos imprevistos como la gente que resultó con leves lesiones, asfixias, desmayos a causa de la sofocación, el derribo de la valla que dividía el área de VIP de Grama, el pésimo sonido y el apagón de luz, al final el público derrochó energías al máximo, dejando buena impresión en los artistas invitados.