Variedades

Cat Stevens prepara un nuevo disco

* “An Other Cup” verá la luz en Estados Unidos el próximo 28 de noviembre, coincidiendo con el 40 aniversario de la aparición del primer disco del cantante inglés

Nueva York / EFE -Yusuf Islam, conocido como Cat Stevens antes de convertirse a la religión musulmana, presentará un nuevo disco de música pop tras 28 años apartado de la escena pública, en los que se ha dedicado a la música espiritual y las labores benéficas.
El nuevo disco, “An Other Cup”, verá la luz en Estados Unidos el próximo 28 de noviembre, en coincidencia con el 40 aniversario de la aparición del primer disco del cantante inglés bajo el nombre de Cat Stevens.
“Estoy ilusionado con volver a componer e interpretar canciones sobre la vida en este frágil mundo. Para mí es importante servir de puente para superar las barreras culturales que algunos temen traspasar”, aseguró Islam en un comunicado.
Giro inesperado
Nacido y criado en Londres, Islam se convirtió en un astro de la música pop en las décadas de 1960 y 1970, en las que compuso grandes éxitos como “Wild World”, “Father and Son”, “Moonshadow” y “Morning Has Broken”.
Sin embargo, su vida dio un giro inesperado en 1977, tras casi morir ahogado en una playa de Malibú (California).
El hasta entonces conocido como Cat Stevens comenzó a llevar una vida más espiritual y a conocer de forma cercana la religión islámica, a la que se convirtió en 1978, cuando cambió su nombre por el de Yusuf Islam y abandonó la música comercial para dedicarse a la música espiritual y las tareas benéficas y educativas.
Durante casi tres décadas, el ex astro de la música ha fundado tres escuelas musulmanas en Londres, aparte de una organización sin ánimo de lucro, “Small Kindness”, reconocida por la ONU y con la que presta ayuda a los huérfanos de conflictos como Bosnia, Kosovo e Iraq.
Además, Islam creó su propio sello discográfico, “Ya Records”, con el que hasta la fecha ha producido diez discos de música religiosa y espiritual.
Retirado pero lucrativo
A pesar de llevar casi 30 años apartado de la industria musical, los anteriores trabajos como Cat Stevens continúan vendiendo una media de 1,5 millones de discos al año.
En 2004, el departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos denegó la entrada al país a Islam tras incluirle en la lista de vigilancia por actividades potencialmente relacionadas con el terrorismo.
En la nota de prensa en la que se anuncia la próxima grabación del cantante, la compañía discográfica Atlantic precisa que, pese a la prohibición de hace dos años, “no prevemos problemas para que (Yusuf Islam) pueda entrar” en Estados Unidos para promocionar su nuevo disco.