Variedades

Kevin Costner deja sus huellas en cemento

El que fue guía turístico cuando tenía 19 años y paseaba a los clientes frente a las mansiones de las estrellas en Beverly Hills ahora deja su marca como leyenda del cine

Los Ángeles / AFP
El actor estadounidense Kevin Costner dejó sus huellas en el cemento del teatro chino de Hollywood, donde recordó sus tiempos de joven guía turístico en la "meca" del entretenimiento, cuando se emocionaba narrando la historia este célebre cine.
En la entrada del teatro chino Grauman, en pleno Hollywood, Costner, de 51 años, dejó las huellas de sus manos y pies al lado de las de cientos de figuras como Marilyn Monroe y John Wayne, que han puesto su impronta en el cemento fresco desde 1927.
Trabajaba para pagar estudios
"Me siento demasiado afortunado, demasiado culpable también de poder estar en capacidad de vivir mi sueño", dijo un emocionado Kevin Costner que recordó cuando paseaba a turistas para poder costearse sus estudios de Economía en Los Ángeles.
"Me vienen a la memoria tantos recuerdos. Yo era un guía turístico cuando tenía 19 años, el paseo incluía las mansiones de las estrellas en Beverly Hills (...), pero el momento más emocionante siempre era cuando llegábamos aquí", afirmó el actor, acompañado por su esposa, en un acto a plena luz de un día muy caluroso que no impidió a cientos de seguidores acercarse con cámaras.
Costner, quien fue homenajeado con este acto en el marco del preestreno de la película "The Guardian", nació en un barrio pobre de Los Ángeles en 1955 y obtuvo un título en ciencias económicas antes de que a los 27 años diera un giro y empezara a probar con la actuación.
Entre los primeros papeles de importancia que obtuvo destacan sus apariciones en "Silverado" (1985) y luego en "The Untouchables" (1987).
Películas que lo consagraron
En 1990 se consagró como estrella gracias a la película "Dances with Wolves" ("Danza con los Lobos") que le trajo un Oscar como mejor director y mejor película.
Luego interpretó varias cintas de grandes presupuestos como "JFK" y "Bodyguard", hasta que cayó en desgracia con fracasos de taquilla como "Waterworld" (1995) y "The postman" (1997).
Resurgir en la industria le ha tomado un tiempo, y en el último año reapareció encarnando papeles más modestos como la comedia romántica "Rumor Has It..." (2005) junto a Jennifer Aniston.
En "The Guardian", que se estrenará en Estados Unidos el próximo 29 de septiembre, comparte cartel con el joven Ashton Kutcher e interpreta a un experimentado nadador que afronta una gran tragedia.