Variedades

Julieta Venegas

Julieta Venegas, en entrevista vía telefónica con EL NUEVO DIARIO, conversó de su música, su éxito y hasta de su método para conquistar

Edith Pineda

Esta semana tuvimos la oportunidad de conversar con la cantante mexicana Julieta Venegas, quien el próximo 8 de Septiembre pisará, por primera vez, escenario pinolero, como invitada al Segundo Festival de la Música Latina.
Les dejamos con esta entrevista, en la cual la cantante se mostró relajada y súper entusiasmada por su pronta visita a nuestro país.
END: ¿Cómo te sentís con los resultados de tus discos?
Vengo trabajando desde hace mucho tiempo, entonces siento que las cosas cuando se hacen tranquilamente funcionan. Estoy muy contenta con lo que está pasando con el disco y bueno agradecida y disfrutando mucho de poder presentarlo en diferentes lugares.
END: Artísticamente has alcanzado un nivel que te obliga a ser consistente, ¿cómo te reinventás?
Para mí lo más importante es ser congruente con la persona que soy en cada momento, cuando voy a escribir un disco. Cuando voy a hacer una canción, eso por naturaleza ya es diferente siempre, cada vez que me siento a escribir siento como que tengo otras cosas que decir.
END: Háblame de “Limón y Sal”.
Es un disco cancionero, totalmente. Habla de amor y desamor
END: ¿En tu vida hay amor o desamor en este momento?
Hay mucha tranquilidad y reflexión. No es solamente la anécdota de estar con alguien o no, sino cómo lo vives y siento que en este momento de mi vida estoy como muy tranquila en ese sentido. No tengo pareja, pero no estoy preocupada por eso.
END: “Limón y Sal”, viniendo de una mexicana, se puede interpretar como una invitación a un buen trago de tequila.
Bueno sí y no. El limón y la sal hace que sepa rico todo, no solamente el tequila; pero a todo mundo sí se le antoja un tequilita. Lo ácido, se me hace rico, es un poco como el amor, puede ser dulce, puede ser fuerte, puede ser como sea, pero igual hace que todo sepa más rico.
END: ¿Cómo conquistás a un hombre?
Si alguien así me encantara pues…, pues yo soy “remala” para el coqueteo, como que soy muy directa, de repente digo las cosas demasiado directa. Soy un desastre, tendría que ser como más coquetilla. No sé, como que soy muy “directota” ¿sabes? Creo que es porque soy del norte, como que decimos las cosas muy de frente y me ha traído problemas, porque desde que me vine a vivir a la Ciudad de México, como que no me entienden los hombres
END: ¿Crees en la religión?
Pues sí, la religión la veo como algo muy personal, yo no tengo una religión, como que sigo un ritual. Respeto mucho la religión, pero más que nada creo en la vida espiritual en la búsqueda espiritual que tenemos todo el mundo. Me parece que es necesario buscar ese balance que a veces lo encuentras en hacer el bien, en la reflexión, en la soledad.
¿Es cierto que te has manifestado en favor del aborto? ¿Qué me podés decir al respecto?
Creo que la moral que cada quien define para su vida es algo muy personal, yo no estoy de acuerdo con el aborto, lo que pienso es que la legalización del aborto ya no depende de una cuestión de la iglesia. Creo que se trata de una cuestión de salud, de que muchas mujeres hacen abortos clandestinos por necesidad. Es un tema muy delicado, a mí no me gusta tocarlo, pero si me lo preguntan tampoco me quedo callada.
Yo hablo de cómo se define la mujer dentro de la sociedad, con respecto a esas cosas y al aborto en especial, es una pregunta que me la hicieron en algún lado, dije lo que yo opinaba y ahora todo mundo me lo dice como si trajera la bandera del aborto, y no es así.
END: ¿Lista para tu encuentro con los nicaragüenses?
Estoy feliz. Es la primera vez que voy a ir a Nicaragua y estoy ilusionada de conocer y conocer al público, y pues estoy presentando “Limón y Sal”, pero a mí me gusta presentar canciones de todos mis discos, hago como una mezcladita, como decimos aquí ‘un campechano’.
END: ¿Te vamos a ver tocar el acordeón?
Sí, por su puesto, eso ya es inevitable. Soy pianista realmente, recibí ocho años de piano clásico cuando era chica, toco guitarra y cuando compongo me siento en los instrumentos más que nada, porque me gusta hacer arreglos, programo y toco el bajo y lo que sea; pero yo en el escenario realmente toco más que nada piano, guitarra y obviamente el acordeón.