Variedades

El cine se revoluciona por Internet

* “Aquí no hay nada que criticar” dijo el actor Samuel L. Jackson, justificando que no se dieron pases de prensa, porque se exhibe lo que el público pidió

Los Ángeles / EFE
En apariencia no es más que otra película de serie B, pero el estreno del viernes de “Snakes on a plane” ha cobrado vida propia en Hollywood, por ser la primera película realizada siguiendo los consejos de sus seguidores en Internet.
Sus creadores no lo dicen así de claro, aunque lo dejan entrever y hasta utilizan a su público como excusa.
“Es una película (hecha) para su público y ellos tienen derecho a ser los primeros en verla”, declaró un portavoz de los estudios New Line, productores de la cinta.
No hay nada qué criticar
Sus palabras también justifican el hecho de que no existan pases previos para la prensa, pero como dijo su única estrella, el actor Samuel L. Jackson, hay películas para criticar y otras para divertirse.
“Y aquí no hay nada qué criticar”, añadió, comparando “Snakes on a plane” con esa matinales sangrientas y serie B que tanto disfrutó en su infancia.
La diferencia en este caso es que hubo un momento en los seis años de gestación de la cinta que el estudio pensó en hacer de “Snakes on a plane” un filme serio sobre un agente del FBI (Jackson) que transporta a un testigo contra la mafia en un avión en el que sus enemigos han depositado medio centenar de serpientes.
Tan en serio iba el guión que el proyecto quedó en el limbo tras el 11-S, ante las dudas de si el público estaría preparado para afrontar esas dos grandes fobias que son viajar en avión y las serpientes.
La más comentada
No está tan descaminada, porque con un presupuesto que no supera los 40 millones de dólares “Snakes on a plane” se ha convertido, antes de su estreno, en la película más comentada del año, sobre todo en Internet.
Tanto Jackson como su director, David R. Ellis, han insinuado que hicieron saber a los cinéfilos de la Internet los intentos del estudio de cambiar el título por un más anodino “Pacific Air 121” y el deseo de los productores de convertir esta cinta brutal, sangrienta y llena de violencia en algo para todos los públicos.
Fuera quien fuera el que prendió la mecha, la respuesta en Internet fue inmediata. Una búsqueda en Google da 12 millones de referencias sobre la cinta, con medio millón de visitas al “blog” oficial de “Snakes on a plane” y tres millones en su página web.
En sus mensajes, además de “exigir” la vuelta del título original y expresar su oposición a una película para todos los públicos, el público tuvo otra “demanda”: que Jackson profiriera una frase llena de juramentos, al estilo de su diálogo en “Pulp Fiction”.
Dicho y hecho, el rodaje que había concluido en Vancouver meses antes, reunió durante una semana a sus principales protagonistas para nuevas tomas con más sexo, violencia y, sobre todo, juramentos con epítetos de lo más sonoros.
El turno de los aficionados
Ahora es el turno de todos esos aficionados en Internet de demostrar en la taquilla que su interés en la cinta no era un juego.
De hecho, Hollywood observará este estreno con inquietud. Los últimos estudios de taquilla señalan un mayor interés entre los jóvenes, el público a la que está dirigida la cinta, por otro producto adolescente como “Accepted”, comedia centrada en una universidad ficticia.
Pero si la fórmula de “Snakes on a plane” funciona, los estudios escucharán aún más lo que su público tiene que decir, incluso por encima de la opinión de sus directores.