Variedades

Abogado de Diana en divorcio McCartney


Londres / EFE -La esposa separada de Paul McCartney, Heather Mills, contrató al que fue abogado de la princesa Diana de Gales para que la represente en la batalla por el divorcio del ex Beatle, según publica el diario londinense “Evening Standard”.
Se trata de Anthony Julius, del bufete Mishcon de Reya, quien representó a Lady Di en su divorcio del príncipe Carlos en 1996.
Abogada de McCartney
Julius se enfrentará en los tribunales a Fiona Shackleton, de la empresa Payne Hicks Beach, la representante legal de Paul McCartney y que también lo fue del heredero al trono británico, hace 10 años.
Anthony Julius está especializado en legislación de los medios de comunicación y, después del de Diana, éste será su segundo caso de divorcio.
Los dos equipos legales deberán batallar por un acuerdo económico que afectará la fortuna del músico, calculada en unos 800 millones de libras (cerca de 1 mil 200 millones de euros), según el periódico.
El pasado 29 de julio se desató una guerra entre la pareja, que había expresado su interés en una separación amistosa, al revelar la prensa que el cantante había justificado su petición de divorcio por el “comportamiento poco razonable” de su esposa. Mills respondió a la afrenta diciendo que explicaría su versión de los hechos en los tribunales, para lo que ahora ha contratado a un prestigioso abogado.
¿Mills humillada?
La noticia de esta contratación se conoce el mismo día en que un periódico ha publicado que la ex modelo fue “humillada”, al no poder acceder a la mansión de McCartney en Londres, para entregar a la hija de ambos, Beatrice, de 2 años.
Un portavoz del cantante aseguró después que el incidente --que acabó con la implicación de la Policía al saltar la valla de acceso a la propiedad un escolta de Mills-- se debió a un “malentendido” y no fue un plan premeditado para dejarla en la calle.
Paul McCartney y Heather Mills anunciaron su separación el pasado 17 de mayo, tras cuatro años de matrimonio. Ambos se conocieron en 1999, en un acto de beneficencia, un año después de la muerte por cáncer de la primera esposa del músico, Linda, con quien había estado unido 29 años.