Variedades

Hollywood honra a Fritz Lang

* Cualquiera de los filmes de Lang son parte obligada de las filmotecas o cineclubes de Estados Unidos para honrar el recuerdo del maestro

Los Ángeles / EFE
La huella del realizador Fritz Lang en el cine se mantiene viva en Hollywood, treinta años después de la muerte del maestro del Expresionismo alemán, el 2 de agosto de 1976.
Desde las similitudes entre el C-3PO de “Star Wars” y el robot de María que protagoniza el “Metropolis” de Lang a la huella estética de obras maestras como “Dr. Mabuse: Der Spieler” en títulos recientes como “Sky Captain and the World of Tomorrow” demuestran que la sombra de este realizador sigue planeando sobre el cine.^oSus películas en DVD
El aniversario de su muerte coincide con la edición en DVD de una de las obras claves de Lang, además de un personaje que le acompañaría hasta su muerte.
Se trata de “Dr. Mabuse: Der Spieler” (1922), su primer trabajo conjunto con su esposa, la guionista Thea von Harbou, y la primera muestra del mundo de pesadilla que plasmó en el cine gracias a un estilo expresionista heredado de sus orígenes como pintor.
La historia de un criminal en el Berlín de la posguerra después del primer conflicto mundial que se acaba volviendo loco es un clásico.
Además, a él regresó en 1933 con “Das Testament des Dr. Mabuse” y en su último filme antes de morir, “Die Tausend Augen des Dr. Mabuse” (1960). Esta última concebida cuando Adolf Hitler enardecía al público como líder del Partido Nacional Socialista, es fácil ver muchas connotaciones políticas en los elementos de manipulación que usa Mabuse en filme.^oClaras influencias políticas
Más claras aún son las referencias políticas que existen en “Metropolis” (1926), cinta descrita como una fábula marxista de ciencia ficción sobre una sociedad de trabajadores sin rostro convertidos en máquinas en aras de una civilización superior.
De todo su trabajo, el más accesible al público es quizá “M” (1931), centrado en la historia de un violador de menores.
Se trata de una perfecta unión entre sonido e imagen que lanzó la carrera de Peter Lorre en Estados Unidos, luego conocido como el brillante secundario del cine negro en “Casablanca” o “The Maltese Falcon”.
Sin embargo, a pesar de su influencia, este nacido en Viena el 5 de diciembre de 1890, rodó la parte más importante de su carrera en Alemania.^oEn América
Durante su exilio político en Hollywood nunca dio lo mejor de sí y, de hecho, regresó a Alemania para producir sus últimas obras. Pudo ser su acento, su marcado carácter que le enfrentó con los actores, su falta de suerte o de motivación, pero cuando Lang emigró a Estados Unidos huyendo del régimen nazi que tanto criticó en Alemania, su carrera no superó el género policíaco o el western, sin el brillo de su carrera alemana.
Aún así, dejó también su influencia en un género típicamente de Hollywood, como es el cine negro. Cualquiera de los filmes de Lang son ahora parte obligada de las filmotecas o cineclubes de Estados Unidos, para honrar el recuerdo del maestro.