Variedades

Toma mi mano


Esta semana la cartelera cinematográfica será anfitriona de un film que por todos los ángulos pretende demostrar que con esfuerzo y talento se puede marcar la diferencia, creando cambios positivos. “Toma mi mano” está basada en la auténtica historia de Pierre Dulaine y es protagonizada por Antonio Banderas, bajo la dirección de Liz Friedlander.
Esta vez Banderas no deja su marca para combatir la maldad, su participación en esta ocasión es para encarnar a Pierre Dulaine, quien se desempeña como maestro de baile en La Gran Manzana.
Los alumnos son muy peculiares y están catalogados como los más conflictivos de las escuelas de Nueva York. Para quienes el mundo entero pareciera estar en su contra no será fácil que se aparezca un maestro con grandes dotes de bailarín sofisticado, en medio de alumnos que disfrutan bailar hip-hop y rapear.
El compromiso y dedicación del maestro poco a poco derrumba las barreras, hasta el punto que deciden ir aún más lejos y crean un estilo nuevo: una mezcla entre el baile de salón clásico de Dulaine con el propio estilo de los alumnos, el hip-hop.
Así es que Dulaine se convierte en el mentor de sus alumnos, muchos de los cuales nunca han tenido un aliciente por el cual luchar en sus vidas. Les inspira para esforzarse y buscar la perfección con la esperanza de ganar el prestigioso concurso de baile de la ciudad. Y en el camino aprenderán valiosas lecciones acerca del orgullo, el respeto y el honor.^oLa crítica
Pues para “Toma Mi Mano” el ciberespacio se ha enlazado para enviar su lluvia de sentencias que a juicio de muchos ha resultado muy agradable. Pues es una historia ajena a la violencia, sexo y amor.
La buena crítica también alude a la destacada dirección de Liz Friedlander, banda sonora y fotografía, los excelentes movimientos del galán que dio vida al “Zorro” y la cuantiosa lista de valores que a más de uno ha instado a reflexionar.