Variedades

Arrasaron en festival de rock


Doren Roa

Las bandas Jaguares y El Tri, que cerraron el espectáculo de la noche del lunes en el Festival de Rock Latino, patrocinado por Movistar Música, se llevaron las palmas. Y es que sus temas son por demás reconocidos por muchos y fueron tarareados de principio a fin por quienes asistieron a este gran encuentro de rock en su idioma.
A estas dos grandes representaciones del rock en español le antecedieron dos bandas nacionales: Malos Hábitos y División Urbana, siendo acompañadas en el papel de bandas taloneras por una banda de rock tica. Seguidamente, el argentino Miguel Mateos hizo de las suyas con su “Obsesión” y “Cuando seas grande”.
Jaguares y la fanaticada nica
Sin duda, la banda mexicana Jaguares llegó armada de un tremendo repertorio que fue desde “Viento”, “Fin”, “Detrás de los cerros”, “La célula que explota” y “Hay amores que matan” hasta “La negra Tomasa”, un clásico de clásicos de cuando esta banda era conocida como Caifanes.
No esta de más mencionar que hubo poca interacción con el público. Quizá porque Saúl Hernández, vocalista del grupo, es algo tímido o porque la noche estaba muy adentrada y el cansancio era notorio.
La raza de El Tri
Y saludando a grito partido, Alex Lora, vocalista y fundador de El Tri, hizo su acto de aparición a eso de la una de la mañana, cuando el público, agotado y casi sin voz, se entonó con la entrada de sus rolas “Piedras rodantes” y “Todo me sale mal”, las que sin duda activaron el mosh.
Con su típico vocabulario, pesadito para algunos, aunque sin novedad para otros, Lora se dirigió al público para expresarle sus más sinceras felicitaciones por la celebración de Santo Domingo de Guzmán, dándole paso, con estas palabras, al tema “Virgen Morena”.
Y es que definitivamente entre Jaguares y El Tri no quedó ningún cartucho de adrenalina sin quemar. Gritos ensordecedores, brincos, mosh, guitarras y batería; fueron el resultado de satisfacción completa, a pesar que el público en este show, que se extendió hasta las dos de la mañana, no fue muy abundante.