Variedades

Mariah Carey vuelve a escena

Para ello se han organizado vuelos “charter” desde varios puntos de Europa y se han vendido en París y otras capitales europeas los billetes para estos dos conciertos

Después de tres años de ausencia, la diva norteamericana Mariah Carey regresa hoy a la escena, precisamente en Túnez, acontecimiento que ha traído a esta capital a miles de admiradores de toda Europa.
La decisión es insólita y se justifica por los constantes consejos de su equipo directivo para que fuera Túnez el punto de partida de su próxima gira por Canadá y Estados Unidos.
Sólo en Túnez
No habrá ningún concierto de la diva en Europa, por ello se han organizado vuelos “charter” desde varios puntos de Europa y se han vendido en París y otras capitales europeas los billetes para estos dos conciertos en Túnez.
El escenario elegido es el Estado Olímpico, donde ya se han instalado las cien toneladas del decorado y la parte técnica, lo que va a contribuir, en opinión del personal que acompaña a la cantante, a convertir en histórico este acontecimiento.
Marcados por una fuerte depresión nerviosa durante la travesía de sus últimos tres años, el público desea comprobar si Mariah vuelve a ser la de siempre, la neoyorquina que ha vendido 160 millones de discos en el mundo y ha ganado seis discos de platino.
Mimí en Túnez
Su último éxito, “La emancipación de Mimí”, un disco vendido a nueve millones de ejemplares, tendrá su continuidad hoy con la nueva producción titulada “Mimí en Túnez”, lo que a todas luces va a halagar a sus admiradores tunecinos.
Las 40 mil plazas del Estadio (80 mil billetes en los dos conciertos) ya han sido agotadas desde hace varios días y, según el equipo de la cantante, los países donde más entradas se han vendido fuera de Túnez han sido Francia, España, Libia, Italia y Argelia, a un precio que oscila entre 21 y 120 euros, 27 y 151 dólares.
Como era de esperar, los responsables del sector del turismo han saltado sobre la ocasión proponiendo en Europa “paquetes” completos que comprenden el viaje en avión a Túnez, el alojamiento en un hotel y la asistencia al concierto. Issam Allani, del equipo de la Carey, dijo que “es una verdadera locura lo que ha traído la presencia de Mariah en África, por primera vez en su vida, algo que no podíamos imaginarnos cuando empezamos a trabajar en la preparación de este viaje”.
Las “aventuras de Mimí” se reanudan en Túnez en plena temporada turística, y continuarán en agosto en treinta ciudades canadienses y estadounidenses.
La Carey se desplaza con un equipo de 50 personas, entre las que están su peluquero, su masajista y la encargada del maquillaje, además de la orquesta, los técnicos y los miembros del servicio de seguridad.
Pasaron los años difíciles
Nacida en marzo de 1970, de madre irlandesa cantante de opera y padre de origen afro-venezolano, tiene el “virus” de la música en la sangre, a juicio de su equipo, habiendo aprendido lecciones de canto desde la edad de cuatro años.
Su primer álbum data de 1990, cuando Tommy Motola le propuso su primer contrato al advertir en ella una extraordinaria voz. Luego los dos contrajeron nupcias, relación que terminó en 1997.
Después se casó con Luis Miguel y su peor momento llegó tres años más tarde, al divorciarse de éste y darse cuenta de que su estado psíquico le impediría cumplir el contrato firmado con “Virgin”, para producir cinco álbumes a cambio de un cheque de cien millones de dólares.
La Carey pudo producir un solo álbum, “Glitter”, lo que hizo que el contrato se rompiera y tuvo que ser hospitalizada para tratar una depresión galopante que la alejó del escenario. En abril del año pasado, coincidiendo con sus 35 años, Mariah remontó la pendiente con su disco “La emancipación de Mimí”, clasificado en los EU entre las mejores ventas desde 1957. Y su reaparición en Túnez se presenta, según la artista, bajo el signo de la transformación y el cambio.