Variedades

Homenaje a los periodistas

* En honor a los destacados Guillermo Arce y Emilio Quintana, por su trayectoria y aportes al periodismo nacional

A través de sus plumas invocaron la justicia con objetividad. Emilio Quintana López y Guillermo Arce, procedentes de la capital y la Gran Sultana, respectivamente, fueron ejemplos imborrables del periodismo nacional.
En honor a su legado, hoy se realizará un homenaje en el Centro Histórico Municipal de la Alcaldía de Managua, a las 5 de la tarde.
A la memoria de Guillermo Arce
El periodista Guillermo Arce era originario de Granada, nació en 1912, creció y se educó en la escuela morava de Bluefields. De esta región vino a Managua, donde inició su carrera periodística en “La Nueva Prensa”, cuya administración reorganizó.
Posteriormente laboró en dos diarios de aquella época: “La Estrella de Nicaragua” y “El Heraldo”, este último pasó a ser propietario bajo una nueva razón social: “El Mundo”, diario de efímera existencia.
Guillermo Arce también participó en la publicación de “Centro” y la revista “YA”. Entre sus obras se encuentran: “Si yo fuera dictador” y “La vida de la Costa Atlántica”.
El emprendedor Emilio Quintana
Emilio Quintana López nació en Managua en 1908; su mamá era muy humilde y su padre era zapatero. Emilio aprendió el oficio heredado de su padre.
Fue empleado del vapor Victoria, que surcaba las rutas del Gran Lago, fue estibador y peón de las bananeras en San José, Costa Rica, episodio de su vida que él narra en su libro “Bananos”.
Quintana, además de ser periodista, fue poeta y escritor.
Escribió y publicó 15 libros de poemas y prosas.
Tanto sus poemas como sus prosas reflejan su profunda identificación con su extracción proletaria, a la que fue fiel hasta la muerte.
Su trabajo de periodista y literato hizo que tuviera oportunidad de conocer a muchos periodistas e intelectuales con los que se identificaría por su clase social, entre ellos Guillermo Arce, con quien desde que se conoció siempre trató como hermano.
Tome nota
El homenaje es hoy en el Centro Histórico Municipal, ubicado de los semáforos de El Zumen media cuadra al lago, iniciando a las 5 de la tarde.