Variedades

Estrellas contra robo de fotografías


Tanto los actores Angelina Jolie y Brad Pitt como la cantante Britney Spears hacen frente esta semana al supuesto robo de sus fotos personales en busca de venderlas al mejor postor.
En el primer caso, la Policía de Los Ángeles y el Servicio Secreto estadounidense confirmaron ayer en la prensa que su investigación se centra en dos empleados de una compañía de reparaciones fotográficas de Westfield (Massachusetts).
Según las informaciones filtradas hasta el momento, los sospechosos tuvieron acceso a unas 400 fotografías de la hija de Jolie y Pitt, Shiloh Nouvelle, realizadas por el hermano de la actriz, James Haven, cuando asistió al nacimiento de su sobrina en Namibia.
La memoria de la cámara
De regreso a Estados Unidos, Haven llevó su cámara a arreglar, momento que supuestamente aprovecharon los sospechosos para apropiarse de la memoria del aparato y ofrecer las fotos a la prensa del corazón.
La venta se vio frenada ante una rápida respuesta legal de la actriz de “Tomb Raider”, que dirigió cartas a los medios donde alertó que las imágenes eran robadas.
Pitt y Jolie vendieron en junio una exclusiva de las fotografías de su primera hija biológica para su publicación, a cambio de cinco millones de dólares que destinarán a diferentes causas benéficas.
También Britney
En el caso de Spears, quien espera su segundo hijo, ésta divulgó ayer un comunicado en el que amenaza a la revista “US” con emprender acciones legales tras la publicación sin su consentimiento de unas fotos de unas vacaciones familiares.
“Me entristece que estos momentos familiares privados aparezcan en una revista sin conocimiento o consentimiento después de que un desconocido robara las fotos”, indica la nota.
Según el comunicado, la cantante considera presentar una demanda legal contra la publicación.
En junio, la ídolo “pop”, casada con Kevin Federline, declaró llorosa que se sentía acosada por la prensa del corazón.
Sus declaraciones a la cadena de televisión NBC coincidieron con la publicación de unas imágenes suyas en las que posa desnuda y embarazada para la portada del último número de la revista “Harper’s Bazaar”.