Variedades

Filme sobre adolescencia descubre a otra hispana para Hollywood


Rocío Ayuso
Los Ángeles/ EFE
Los quince años de Emily Ríos serán inolvidables gracias a “Quinceañera”, la película que descubrió para Hollywood a esta adolescente hispana y sonriente.
“Y pensar que yo nunca tuve mi fiesta de quinceañera ni ganas”, confiesa sobre esta tradición hispana que está muy arraigada entre muchas de sus amigas, pero que nunca le interesó a su familia.
Embarazo y responsabilidad
Aun así, Ríos, que ahora tiene 17 años, contó con la fiesta más sonada gracias al rodaje de una cinta que ahora se estrena y que muestra los conflictos de una joven hispana que descubre que ha quedado embarazada cuando va a celebrar sus quince años.
El filme, dirigido por Wash Westmoreland y Richard Glatzer, es una historia de “primeras experiencias” tanto dentro como fuera de la pantalla. En “Quinceañera”, el personaje de Magdalena descubre su embarazo y su lucha contra los estereotipos mientras su primo Carlos (interpretado por Jesse García) descubre su homosexualidad y lo que es la responsabilidad.
Fuera de la pantalla se trata del primer papel protagonista de Ríos y también es el primer largometraje de ficción de sus realizadores, al menos si no se tienen en cuenta las películas pornográficas que los directores rodaban con anterioridad. Todo un cambio con respecto a “Quinceañera”, filme que obtuvo el gran premio del jurado y el del público en la última edición del Festival de Cine Independiente de Sundance (EU).
Su primera experiencia
Esa sí que fue una primera experiencia para mí, y además maravillosa, especialmente por la respuesta tan buena que obtuvimos del público para una historia de hispanos”, recuerda. Dentro de su juventud y de su jovialidad al hablar, Ríos saca conclusiones de este éxito con una cinta que “se ve y se siente real”.
“Yo vivo en un ambiente así, conozco a sus personajes, hispanos en un barrio de convicciones religiosas arraigadas y con el colorido de sus tradiciones de nuestra cultura”, afirma la actriz.
Así, también les explicó a los directores el personaje de Magdalena, alguien que entendió mejor que sus creadores, talento que le dio el papel en el momento. “Y eso que habíamos visto literalmente a toda persona que llegó a nuestra puerta”, recordó Westmoreland a la prensa.
Se ríe de su suerte
Ríos se ríe al describir cuál fue el secreto de su éxito. “Se pasaron el día recibiendo a jóvenes de 19 años de Beverly Hills, así que para cuando llegué yo, latina y de 15, el papel fue mío”, bromea.
Ríos es primera generación hispana, pues sus padres nacieron en Guadalajara, Jalisco (México), y tiene a toda su familia en Tijuana. Aún muy joven para pensar en su futuro, no sabe hasta dónde llevará esto del cine, algo que comenzó a hacer “por aburrimiento”, después de que un agente le diera su tarjeta en un centro comercial.
“Pero en la actualidad, si eres hispano es difícil encontrarte algo más que ‘José el jardinero o María la cocinera’”, se queja contenta con la suerte que ha tenido, pero enfadada con la industria.