Variedades

Contraste de sensaciones

Muchas veces la historia de un coche queda definida de inmediato por una simple contraposición de características, pero en el Suzuki Swift se dan circunstancias más complejas que le aseguran un posicionamiento en el mercado

Swift, o por lo menos la última generación de este modelo urbano, es la nueva imagen de Suzuki en la gama de vehículos urbanos del fabricante japonés especializado también en la producción de todo terrenos medios y pequeños.
Las sinergias en este campo, por ejemplo, las que equipan con tracción integral permanente a las cuatro ruedas, en una acción similar a la practicada con otros turismos de mayor tamaño y segmentos superior como el Ignis y el Liana.
Diferenciación
En el nuevo Swift se establece una diferenciación de cierto calado. La mayoría de la gama, la integrada por las versiones de tracción simple a las ruedas delanteras, procede de su planta europea de Hungría. Sin embargo, esta de tracción integral, distinguida con la acepción Drive 4, es un producto exclusivo de la fábrica japonesa de Kosai.
Exteriormente no se aprecian más diferenciaciones que los logos identificativos Para equipar esta versión con tracción integral se ha elegido únicamente la carrocería de cinco puertas y la motorización gasolina de cuatro cilindros con culata multiválvulas, de 1.3 litros con una potencia de 92 CV. Una potencia que, en relación al escaso peso en vacío del vehículo, en teoría, promete prestaciones más que aceptables.
Pero este motor muestra dos caras muy diferenciadas. Un comportamiento más que digno a velocidades punta en llano --lo mismo en asfalto que en senderos de tierra-- y una pérdida de fuerza muy llamativa en cuestas, incluso, de no excesiva pendiente. Parece como si el grupo motriz elegido se antojase insuficiente para mover dos trenes simultáneamente.
A estas carencias se suman unos desarrollos de cambio muy largos, con casi nulo poder de respuesta por debajo de las 3,500 revoluciones. Ello explica que en las pendientes y en las desaceleraciones necesarias para abordar un adelantamiento, se quede de forma más que apreciable y precisa del accionamiento de palanca para engranar las reducciones necesarias que le hagan recuperar el régimen de giro adecuado para garantizar las recuperaciones.
Ahorro de combustible
El necesario requerimiento a desarrollos altos en el cuentarrevoluciones genera en el interior del habitáculo un ruido excesivo que penaliza el confort de conducción
No obstante, en este motor de tan fuertes contrastes aparece un elemento positivo no desdeñable, dadas las actuales coyunturas, y es una sobriedad de consumo muy positiva, con registros de gasto que apenas sobrepasan los ocho litros a los cien kilómetros, que en el ciclo gasolina es un nivel muy óptimo. Este factor, evidentemente positivo, vuelve a encontrar otro pero en un depósito de escasa capacidad que obliga a repostar en cortos recorridos o lapsos de tiempo muy exiguos.
La inclusión de la tracción integral, claro que ejerce sus influencias positivas en los elementos dinámicos y de seguridad del coche, faltaría más. Sin ir más lejos, la conducción se rige por un comportamiento de suma nobleza. La percepción de una rodadura muy bien asentada en el firme es proverbial.
La exactitud en las trazadas está apoyada en una dirección de magnífica precisión. Al panorama se añaden unas suspensiones de ajuste y recorrido muy adecuado que combinan a las mil maravillas confort y plena estabilidad en el habitáculo.
Algunos añadidos al aspecto
El Swift 4x4 se distingue de sus hermanos de gama con tracción delantera sólo en algunos añadidos que dotan al vehículo probado de una mayor agresividad y filosofía deportiva. Mera decoración, cuando luego se perciben las prestaciones. En cualquier caso, las formas de este modelo estéticamente están muy logradas y gustan por la cantidad de miradas que atrae.
Así, como elementos exclusivos a la vista están unas llantas de aluminio de cinco radios, el spoiler trasero mimetizado en el mismo color de la carrocería y el tubo de escape cromado y de diámetro superior. En el interior se dejan ver el volante de tres radios en cuero y numerosos cromados, los más llamativos en las manetas de apertura y en las salidas del aire acondicionado. Todo ello con una muy buena percepción de calidad de acabado y remate.
En el interior, la vida a bordo se hace muy agradable con una capacidad más que suficiente para cuatro viajeros, si bien el espacio del maletero queda reducido a unos más que exiguos 198 litros, un registro que debe ser de los más bajos del segmento. También están en buena disposición los elementos informativos del estado general del coche y los instrumentos de control.
El Swift 4x4 se presenta, pues, en el mercado como una opción de prestaciones que combinan con toda naturalidad lo mejor con lo peor. Es un coche que, por sus dimensiones, se mueve con suma agilidad en el medio urbano, donde no florecen características más exigentes. Pero en carretera, medio que precisa de mayores exigencias, lo pone en cuestión. Una tracción integral para un coche con prestaciones únicamente urbanas, se antoja exagerada. Pide a voces un motor con más carácter
CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
Longitud 3,705 mts
Anchura 1,690 mts
Altura 1,535 mts
Distancia entre ejes 2,380 mts
Vía delantera 1,470 mts
Vía trasera 1,480 mts
Peso 1.060 kgs
Capacidad depósito 40 l
Capacidad maletero 198/547 l
Coef. aerodinámico N.D
Posición motor delantero, transversal
Alimentación inyección multipunto
Cilindros 4 en línea (16 válvulas)
Cilindrada 1.328 c.c
Potencia máxima 92 CV a 5.800 r.p.m
Par máximo 116 Nm a 4.200 r.p.m. Velocidad máxima 167 kms/h
Aceleración 0-100 12,8 seg
Consumo medio 6,3 l./100 kms
Emisiones CO2 154 grs/km
Dirección piñón y cremallera. Asistida
Diámetro de giro 9,4 mts
Frenos discos ventilados (DEL.)
Tambores (TRAS.)
Suspensión delantera Mc Pherson, tirante y muelle helicoidal
Suspensión trasera, barra de torsión y muelle helicoidal
Tracción permanente a las cuatro ruedas
Neumáticos 185/60 R 15
Transmisión manual de cinco velocidades
Equipamiento de serie ABS con EBD y asistente a la frenada, dobla airbag delantero, llantas de aluminio.