Variedades

Andy García: "La primera película que quise hacer fue sobre Cuba"

El actor, de origen cubano, asegura que desea ver cambio en la isla, pero pacíficos y sin derramamiento de sangre

EFE -El actor estadounidense de origen cubano Andy García, galardonado con el Globo de Cristal en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary por la trayectoria de toda una vida, reconoce que siempre quiso que su primera película versara sobre Cuba.
Ya cuando empezó a barruntar el trabajo de dirección, a mediados de los años 80, "la primera película que quise hacer era sobre Cuba", indicó hoy García durante una rueda de prensa, horas antes del estreno europeo de "The lost city".
Esta narración recreada en La Habana de 1958, poco antes de la revolución castrista y con evidentes tonos autobiográficos, cuenta entre su reparto con la española Inés Sastre, Dustin Hoffman y Bill Murray.
Con "The lost city", una historia "que estaba subconscientemente conmigo desde que abandoné Cuba", señaló García con evidente emoción, quiere pagar "un tributo a la música y cultura cubana", de la que se siente heredero.
Además de los puros habanos, que "sólo los compro en Europa", quizás para no contravenir el embargo comercial impuesto por EU a la mayor de las Antillas, García indicó que le encanta el ron "Bacardí 8".
Además, "el español es mi primera lengua, y aprendí el inglés como segundo idioma a los cinco años", según aclaró, aunque el idioma de los coloquios familiares fuera el inglés.
"Sólo hablo un poquito. La verdad es que hemos aprendido español sí y no, pero es su culpa (de Andy García). En realidad es difícil, y no necesariamente su culpa. Ellos viven en Miami, una ciudad con mucha cultura cubana, pero yo vivo en Los Ángeles", declaró a EFE su hija, Daniela García Lordo.
"Si me fuerzas a escoger un estilo musical, iría a las raíces de la música cubana, al son", dijo también el director y actor principal de esta película, que tardó más de tres lustros en realizarse por dificultades en la distribución.
Con un presupuesto de nueve millones de dólares, sólo pudo llevarse a cabo "con unas pocas pre ventas en Europa y un fondo de inversión privado", recordó García.
Por lo que respecta a la situación política en Cuba, el artista desea que los cambios "sean muy pacíficos, y que la transición sea pasiva, sin derramamiento de sangre", aunque matizó que "mi sentimiento es que la gente está sufriendo".
En cuanto a su trayectoria cinematográfica, por la que ahora fue galardonado con el Globo de Cristal, indicó sentirse especialmente deudor de Francis Coppola, que dirigió "El Padrino III", y de Hal Ashby, para el que trabajó en "8 million ways to die".
En 1991 García creó su propia compañía de producción "CineSon Productions", con la que ha realizado trabajos independientes como "The Lazarus child" y "Modigliani".
García también protagonizó y produjo las películas independientes "Los límites del silencio", "Servicio de compañía", "Giro inesperado" y "Confidence".
Todas ellas fueron concebidas y filmadas sin distribución norteamericana, que "sólo después se confirmó, de lo que estoy muy orgulloso, y es una dirección en la que querría proseguir", indicó.
Esto le ha permitido entablar contacto con importantes cinematógrafos, como Connie Hall, Gordon Willis, Néstor Alamendros, o Manuel Kadosy, como él mismo destacó.