Variedades

“El laberinto del fauno” embruja a Cannes

* La cinta no encaja en la definición de los filmes de horror, pero tiene la imaginería del género que es propia de los cuentos de hadas

“El Laberinto del fauno”, del mexicano Guillermo del Toro, fue entusiastamente acogida el sábado en el Festival de Cannes, donde, tras la proyección para la prensa, muchos la consideraban una posible Palma de Oro.
Con la personal mezcla de géneros que incluía ya en “El espinazo del diablo”, el director mexicano nos traslada con “El laberinto del fauno” a la España fascista de 1944.
En momentos en que las tropas franquistas triunfantes en la guerra tratan de aniquilar los últimos bolsones de resistencia armada, una niña encuentra, en el mismo bosque en el que se ocultan los guerrilleros, un ser fantástico, un fauno, que le revela que en realidad es una princesa venida de un reino maravilloso.
Es Ofelia, cuya madre viuda se ha casado en segundas nupcias con un oficial del Ejército franquista, quien dirige la represión contra la guerrilla en una zona montañosa.
Para recuperar su condición perdida de princesa, Ofelia debe superar con éxito tres difíciles pruebas. El mundo fantástico y el real se entrecruzan. Y las pruebas más difíciles que Ofelia tendrá que superar no están en el que en un principio podría imaginarse. Los seres más monstruosos tampoco.
Mago de la imagen y el relato, Guillermo del Toro pasa del cuento fantástico a la pintura del mundo fascista, de la magia de las hadas a los horrores de la guerra, con una película inclasificable y conmovedora hasta los huesos, cuyas imágenes hacen pensar a menudo en Goya.
Una mezcla de historias y géneros nada descabellada, puesto que, como lo señaló Del Toro en Cannes, “en los cuentos de hadas hay monstruos y en los cuentos de políticos hay guerras, así que ambos se llevan muy bien de la mano”.
“’El laberinto del fauno’ no encaja en la definición de los filmes de horror, pero tiene la imaginería del género que es propia de los cuentos de hadas”, declaró el director mexicano.
“Lo que es maravilloso es que haya una película con elementos fantásticos en la selección oficial del Festival de Cannes”, cuando existe un prejuicio que impide reconocer como de calidad a las películas fantásticas.
“La guerra civil española tiene muchas capas. No duró tres años y medio; empezó mucho antes y continuó mucho después”, dijo el director para explicar la época en que situó su película.
Además, “la guerra civil es más dura que cualquier otra guerra, porque cuando el padre, el hijo y el hermano se pueden matar entre sí, el horror alcanza límites especiales, ocurra en España o en cualquier otro país”, agregó.
Revelado en Cannes con su primera película “Cromos”, Premio de la Crítica en este festival en 1993, Guillermo del Toro es autor, entre otras obras, de “El espinazo del diablo” (2002) y “Hellboy” (2004).
Producción hispano-mexicana, “El laberinto del fauno” tiene un elenco esencialmente español --Ivana Baquero, Maribel Verdú, Ariadna Gil, Sergi López (extraordinario en el rol del capitán Vidal)--, del que forman parte asimismo el norteamericano Doug Jones (en el papel del fauno) y el argentino Federico Luppi.