Variedades

Vuelo de “United 93”

La cinta se estrenó en Estados Unidos, pero el director quería presentarla en el mayor festival del mundo

La película “United 93”, primera producción de cine sobre la tragedia del 11 de septiembre de 2001, se exhibió ayer fuera de concurso en Cannes, donde recibió un cálido aplauso tras el pase de prensa.
El film, estrenado ya en Estados Unidos y exhibido en el festival neoyorquino de Tribeca, llegó al 59 Festival de Cannes unos días después de que ese mismo certamen acogiera en carácter de primicia la proyección de los veinte primeros minutos de “World Trade Center”.
El cuarto avión
Esa película de Oliver Stone se centra también en los atentados perpetrados en Nueva York y Washington mediante el uso de tres aviones secuestrados, mientras que el cuarto --el vuelo que da título a la película-- es el que ha dado origen al film de Paul Greengrass.
El director presentó la película en Cannes acompañado de algunos familiares de las víctimas fallecidas en ese avión, que se estrelló en un campo de Pennsylvania después de que, según la versión oficial de los hechos, el pasaje se rebelara contra los secuestradores.
Entre esos familiares estaban Jack Grandcolas, que reconoció que se trata de “una historia muy poderosa”, y Elsa Strong, a quien “preocupaba cómo se hacía el proyecto”, pero se tranquilizó al ver el desarrollo que le dio el cineasta.
Entre esas familias “encontré ira y tristeza”, al mismo tiempo que una “tremenda dignidad”, dijo Greengrass respecto de su trato con los parientes de las víctimas.
Sobre su motivación para hacer la película, explicó que la principal es su afán por saber lo ocurrido.
Quiero entender la verdad
“Quiero entender la verdad” para saber “qué podemos hacer para que no vuelva a ocurrir” una tragedia así, indicó el ganador de un Oso de Oro en el festival de Berlín en 2002 con “Bloody Sunday”, que aborda la matanza cometida por tropas británicas en Irlanda del Norte en 1972 durante una manifestación pacífica.
“No podemos permitirnos evitar estas cuestiones”, y “la gente de los estudios es sofisticada, pero sabe que en el cine hay muchas visiones”, incluidas “las particulares, como la mía”, agregó el cineasta, con lo cual coincidió el productor Lloyd Levin, presente también en la rueda de prensa.
Respecto del motivo de presentar la película en Cannes tras haberse estrenado ya con éxito en Estados Unidos, donde causó conmoción, Greengrass indicó que “es indudable que es el mayor festival del mundo”.