Variedades

La nueva estrella de la cultura de masas

Dan Brown, un estadounidense promedio que se convirtió en creador de bestsellers.

Pasó del anonimato a estrella de la literatura gracias a "El Código Da Vinci", el bestseller que inspiró a una de las películas más esperadas del año, pero el estadounidense Dan Brown, otrora aspirante a músico, se convirtió en un autor discreto y misterioso.
El proceso por plagio que se emprendió en Londres contra la obra de Brown, y del cual salió airoso a principios de abril, permitió saber un poco más de este escritor cuyo bajo perfil contrasta con el éxito y la controversia que ha provocado su libro desde su publicación en 2003.
Joven, delgado, con un saco en colores crema, una sonrisa amable y un corte de pelo ultra clásico, Brown sigue conservando a sus 41 años el aire del profesor de secundaria que fue hasta hace muy poco tiempo.
El autor de uno de los libros más vendidos en el mundo creció en el campus de un exclusivo internado en New Hampshire (noreste de EEUU), donde su padre enseñaba matemáticas, mientras su madre se dedicaba a la música sacra tocando el órgano en la iglesia donde Dan, el mayor de tres hermanos, integraba el coro.
En 1986 se graduó en Inglés y Español en la universidad de Amherst, en Massachussets, EEUU, pero tenía entre ceja y ceja continuar una carrera musical. Como pianista y cantante sacó un disco para niños en una oportunidad, cuyas ventas se mantienen como uno de esos secretos sagrados que evoca en su obra.
Con el objetivo de encontrar un lugar para desarrollarse como autor, compositor e intérprete musical decidió en 1991 mudarse a California (oeste), donde conoció a Blythe Newlon, una ilustradora y responsable de un sindicato de compositores 12 años mayor que él con quien terminó casándose en 1997.

Durante el proceso judicial en Londres, el escritor reveló que su esposa lo había ayudado mucho en las investigaciones y que se dividían los temas: él se sumergió en todo lo que fuera tecnología y ella investigaba el campo del arte.
Blythe, a quien dedicó "El Código Da Vinci", lo alentó a lanzarse a la escritura luego de que en California no se cumplieran sus sueños como músico y decidiera volver a su colegio de secundaria, pero esta vez como profesor de español.
Fue en esta época que nació "Digital Fortress", la primera de sus obras en 1998, a la que le siguió dos años después "Angeles y demonios", sin que las ventas lograran despegar con ninguna de las dos.
Pero Brown, miembro de "Psi Upsilon", una de esas fraternidades estudiantiles estadounidenses que comparten códigos y rituales, se sumergió en el estudio de temas que mezclaban esoterismo, nuevas tecnologías y suspenso, que terminaron por inspirar a su personaje fetiche, el profesor de semiología Robert Langdon.
Salto a la fama
Su cuarto de hora llegó con la publicación de "El Código Da Vinci" en Estados Unidos, y a pesar de haber salido al mercado tres días antes de la invasión a Irak, que opacó la campaña promocional de esta intriga místico policial que se desarrolla en París y que enganchó a millones de lectores.
Tres años más tarde, "El Código Da Vinci" ha sido traducido a 44 lenguas y se han vendido más de 40 millones de ejemplares, dejando una estela de polémica mientras llega a las librerías.

La Iglesia Católica inmediatamente temió que sus fieles se tomaran al pie de la letra los postulados del libro, que afirma que Jesús tuvo descendencia, lo cual pudo haberle costado muy caro a Brown en la Edad Media.
Errores en el Código
Mientras el autor ha sostenido con incisos que "todas las descripciones de monumentos, obras de arte, documentos y rituales secretos mencionados están sustentadas", historiadores y teólogos han demostrado que "El Código Da Vinci" está repleto de errores, incluso grotescos.
Ahora el multimillonario Dan Brown, que admira a "John Steinbeck por sus descripciones, a Robert Ludlum por sus intrigas y a Shakespeare por su estilo", trabaja en un próximo libro, otra vez con Robert Langdon como héroe.
Pero en esta oportunidad promete "explorar la historia escondida" en la ciudad de Washington y la cual podrán conocer sus seguidores en 2007.