Variedades

Salma Hayek y Ashley Judd

Apenas pisaron suelo nica comenzaron a cumplir con el objetivo de su visita: hacer conciencia sobre el peligro del VIH/Sida

Edith Pineda

Dos minutos después de tomar la palabra, durante su encuentro con los medios de comunicación locales, a Salma Hayek se le quebró la voz, sus ojos se humedecieron y no pudo evitar mostrar cuánto le afecta el problema en que se ha convertido el VIH/Sida para la humanidad, pero principalmente para América Latina.
Hayek, junto a la actriz Ashey Judd, ambas muy reconocidas por su exitoso trabajo como actrices de cine, visita nuestro país en calidad de Embajadoras de la Fundación Youth AIDS --representada en Centroamérica por Pasmo-- con el propósito de promover una campaña que frene el aumento de los casos de VIH/Sida.
“No sabía que Nicaragua me iba a dar tanto orgullo de ser latinoamericana”, dijo refiriéndose a que nuestro país refleja el índice más bajo de VIH/Sida en la región.
Habló de la importancia de que el Gobierno se involucre decididamente a la causa, porque algunos factores que inciden en la propagación del virus son “la falta de comunicación, la discriminación, la falta de información, de educación y los tabúes que uno tiene para hablar de estos temas”.
Comprometida con la causa, la actriz mexicana hizo un llamado a no dar la espalda a este problema. La campaña que promueven las actrices incluye la recolección de fondos por medio de la venta de un collar que puede ser adquirido en las instituciones afiliadas por la suma de cinco dólares. Los fondos recaudados son destinados en su totalidad a promover campañas de educación para la prevención del contagio del VIH/Sida, y ayudar a las personas que conviven con la enfermedad.