Variedades

Tierra Santa

El público haciendo el signo roquero y entre brincos coreó “Tierra”, “Tierra”, “Tierra”, y la agrupación inició su repertorio

Tierra Santa, una de las bandas más importantes de heavy metal de España que canta las leyendas épicas de todas las épocas, no causó mucho impacto en la fanaticada rockera nicaragüense.
Sus discos están distribuidos en Italia, Gran Bretaña, México, Argentina, EU, Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Japón, Alemania, Grecia, Francia, Portugal, entre otros países, sin embargo, a este concierto difícilmente asistieron unas mil personas.
El show inició a las 8 de la noche en Plaza Maya, con la apertura de la banda nacional Cripta, que interpretó algunas de sus canciones más conocidas como “Presagio”, “Sacrilegio” y la balada rock “Aún queda tiempo”.
Los roqueros, la mayoría en camisetas negras, recibieron bien a la banda de rock, que con siete canciones cumplieron con su hora de contrato para retirarse y dar lugar al invitado internacional que apareció hasta 30 minutos después.
Y las guitarras sonaron
Luego de seis álbumes en estudio, un doble álbum en directo, dos DVD, tres giras por Europa y dos por América, los integrantes de Tierra Santa salieron al escenario vestidos de negro, en camisetas desmangadas.
Pero antes que las guitarras comenzaran a resonar, el vocalista, guitarrista y compositor Angel dio las gracias al público por su presencia y rompieron el silencio con la música que los caracterizó, destacándose en la escena Metal por su uso y difusión personalizada de historias mitológicas y leyendas.
El público haciendo el signo rockero y entre brincos coreó “Tierra, “Tierra”, “Tierra”, y la agrupación inició su repertorio con canciones como “Hacer tu voluntad” y “Tierra Santa”, este último tema perteneciente al disco dos del doble “Las mil y una noches”.
Otros temas interpretados fueron “Entre sombras”, “Libertad” y con un tono alternativo el tema “Rumbo a las estrellas”, cerrando el espectáculo luego de 60 minutos de sudor y guitarras eléctricas.
A pesar de todo, los fanáticos se divirtieron en un concierto que se desarrolló en calma y orden, sin incidentes que lamentar.