Variedades

Ricardo Montaner

* Cada una de sus canciones fue coreada a todo pulmón, fue una noche que durará en el recuerdo de esas 20 mil almas que presenciaron su espectáculo

Tania Trejos

Por tercera vez, Ricardo Montaner se presentó en escenario pinolero. Fue una noche de entrega total. De entrada dijo estar dispuesto a cantar por cinco horas seguidas, al final estuvo poco más de hora y media sobre el escenario; pero cada segundo fue disfrutado al máximo por las personas que vivieron este concierto, que, sin duda alguna, figura entre los mejores que se han realizado en nuestro país.
A la mitad del show, una leve llovizna parecía ser el obstáculo de la noche, sin embargo, el público no se movió de sus lugares y coreó incansable junto al artista.
Lágrimas, gritos, suspiros y aplausos fueron los ingredientes principales en este primer concierto del año. Montaner, incluso, invitó a los asistentes a grabar el coro de una de sus nuevas canciones, para incluirlo en un disco en vivo.
Fue un concierto enérgico, donde el cantautor venezolano le cumplió a Nicaragua con un repertorio variado.
Sobre el escenario vimos a un Montaner sincero y agradecido con este país que lo acogió cuando comenzaba su carrera y no era ni la sombra del artista que hoy conocemos.
“Hoy es una noche intensa con miles de luces, luces incandescentes que no olvidaré nunca”, dijo visiblemente emocionando el intérprete, antes de despedirse.